fbnoscript
30 de septiembre de 2019

Reapertura ya de Kimberly-Clark: abajo el preventivo de crisis trucho

Sigue la ocupación y el martes 1 tendrá lugar una audiencia en la Secretaría de Trabajo.
Reapertura ya de KimberlyClark: abajo el preventivo de crisis trucho

Foto: Willy, Ojo Obrero Fotografía

Para este martes 1 de octubre está convocada una audiencia en la Secretaría de Trabajo, en el marco del conflicto en la papelera Kimberly-Clark.

El pasado jueves 26, la empresa informó oralmente a los trabajadores de su fábrica en la localidad bonaerense de Quilmes que había presentado ante la cartera un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), con el fin de proceder al cierre de la misma. Ante el anuncio y el lockout de la empresa, los trabajadores inmediatamente se convocaron en asamblea y resolvieron ocupar la fábrica. Reclaman la reapertura inmediata y que se retome la producción con todo el personal bajo las mismas condiciones de trabajo.

Una batalla fundamental en este camino es derrotar el PPC trucho presentado por la multinacional yanqui. La posición de la Federación Papelera frente al mismo debe ser discutida y resuelta en asamblea de fábrica; se impone un rechazo en todos los términos. Lo mismo debe hacer la Secretaría de Trabajo. Sin la aprobación del gremio y el gobierno, el PPC se cae. La ocupación de planta apunta a imponer esta caída.

Una “reestructuración” precarizadora

Kimberly-Clark es un pulpo internacional, que en 2017 facturó 18.300 millones de dólares y obtuvo de ganancias 2.300 millones de dólares (un 5,2% más que el año anterior). A su vez, se ha visto beneficiada por la reforma fiscal aplicada por la administración Trump, por 617 millones de dólares. Pese a la tendencia recesiva mundial, KC sigue rindiendo.

Estas cifras dejan bien claro el propósito flexibilizador de la “reestructuración global” anunciada en 2018 por la firma, consistente en 5.500 despidos y el desprendimiento de 10 plantas (a través de cierres o ventas). El achique incluye el abandono de algunos segmentos del negocio y una política orientada a “aumentar la productividad” -un eufemismo para elevar la tasa de explotación obrera. El objetivo, según la patronal, es “ahorrar” 2000 millones de dólares en cuatro años.

La crisis en el gremio papelero

Según los últimos datos de la UIA, la industria arrastra 19 meses consecutivos de caída y se perdieron 63.000 puestos de trabajo en el sector industrial registrado. La actividad Papel/Cartón tuvo un descenso de 5,1% interanual. La recesión hace estragos. Sobre esta crisis en curso pretende montarse la patronal de Kimberly –a pesar de las ganancias a nivel mundial del grupo- para aumentar la rentabilidad de sus negocios.

En el gremio papelero el ajuste se hace sentir fuerte. Ansabo está ocupada hace dos meses frente al cierre patronal. En Avellaneda cerró la cartonera Acevedo. Papelera del Plata, en Zárate, adelantó vacaciones. Hubo despidos en Zucamor y Rosatti. En KC San Luis despidieron a los contratados.

Se impone un paro nacional de la Federación Papelera y la inmediata convocatoria a un plenario de delegados, que sesione en la puerta de Kimberly-Clark para discutir y resolver un plan de lucha, por la reapertura de la planta y en defensa de los puestos de trabajo, el salario y las condiciones de trabajo en todo el gremio.

En acción

Los trabajadores, además de la toma, largaron una serie de iniciativas orientadas a darle difusión al conflicto y rodearlo de solidaridad activa. La primera acción fue un gran acto de la puerta de la fábrica, que reunió a más de mil personas y culminó con una movilización y un corte en la autopista Buenos Aires-La Plata con fuerte apoyo popular y repercusión en los medios nacionales.

El sábado 28 por la mañana se movilizaron a la sede del sindicato, exigiendo un paro y un plenario de delegados, y por la tarde convocaron a un plenario abierto. El domingo se realizó un festival, que contó con el apoyo incondicional de los artistas de Músicos Organizados.

La importancia del clasismo y las caracterizaciones correctas

Los compañeros de la Lista Gris están al frente de la Comisión Interna de la fábrica desde hace 12 años y son una referencia de lucha y organización en el gremio. En la última etapa la fábrica atravesó un debate muy importante. La caracterización de un sector mayoritario de trabajadores acerca de la crisis en curso y el ajuste que pretenden descargar las patronales sobre los trabajadores logró preparar al taller para enfrentar este ataque, creando las condiciones para la ocupación.

La comisión interna recientemente reelecta realizó una campaña rigurosa de preparación del conflicto, profundizada con el recorte del cuarto turno. La ocupación no cae del cielo.

KC coloca el debate: ¿cuál es la salida de los trabajadores frente a la crisis?

La ocupación de KC y Ansabo, el Chubutazo, la lucha por reapertura de paritarias del Sutna, las movilizaciones de los desocupados son expresiones de la enorme vitalidad del movimiento obrero y los trabajadores. Mientras las centrales obreras tranzan fondos de las obras sociales para sus cajas, a cambio de mantener la tregua; acuerdan un bono trucho con el objetivo de bloquear el reclamo de reapertura y revisiones paritarias y preparan el “pacto social” con salarios devaluados, los trabajadores dan batalla.

La jornada nacional del 24 de septiembre, impulsada por el Plenario del Sindicalismo Combativo y con acciones en 20 provincias, mostró mediante la unidad de trabajadores ocupados y desocupados con un programa de clase, un camino alternativo en defensa de los intereses de las mayorías.

No hay salida para los trabajadores de la mano del FMI. El pacto social pretende hacer pasar el ajuste que impone el pago de la deuda. Los trabajadores debemos discutir una salida a la crisis frente al descalabro económico: ningún despido ni suspensiones; ocupación de toda fábrica que cierre, despida o suspenda masivamente.

Ganan los obreros de Kimberly y ganan todos los trabajadores.

¡Viva la ocupación de Kimberly-Clark!

Compartir

Comentarios