fbnoscript
30 de septiembre de 2019

Elefante Blanco de Avellaneda: otro capítulo del fraude

A pedido del juez Diego Hernán Papa, a cargo del remate del Elefante Blanco de Avellaneda, el estudio contable Vichenzoni, Osso y Asociaciados presentó una propuesta de distribución de lo recaudado en la subasta. “La idea es pagar apenas un 13,45% de los créditos verificados, es decir, la deuda en pesos que la justicia les reconoce a quienes estaban pagando alguna unidad en los edificios de la avenida Hipólito Yrigoyen al 500” (Clarín 25/9). En dólares, supone apenas un 2%. En resumen, una estafa contra los vecinos.

Historia del fraude

El fideicomiso “Estrella del Sur”, encabezado por Bapro Mandatos y Negocios (Grupo Provincia, Banco de la Provincia de Buenos Aires), ofrecía espectaculares 900 departamentos, 717 cocheras, cuatro dúplex, galerías comerciales, gimnasio y pileta, distribuidos en cuatro torres de 27 pisos. Inició sus obras en 2010, paralizadas cuatro años más tarde, y en 2017 pidió su liquidación judicial.

El pasado 4 de julio, un grupo empresarial liderado por Carlos Alberto Dayán compró el predio por U$S 10.050.000. “La venta se concretó a casi la mitad de los U$S 20 millones con los que se había arrancado en abril, cuando nadie se interesó porque el edificio está a medio hacer” (Avellaneda Hoy, 5/7).

La propuesta del estudio es utilizar el 20% de esos 10 millones para pagar a los damnificados y dejar el resto “en reserva”, anticipando futuras sentencias judiciales, ante demandas de los compradores originales, quienes pagaban sus unidades habitacionales mediante el método “pago en pozo”. “La mayoría de los compradores pagó la mitad de un departamento, unos U$S 50.000 en promedio y muchos vamos a recibir el 2% de eso, unos U$S 1000”, afirma Rodolfo Russo, uno de los denunciantes, quien agrega su caso particular: “tenía cancelado casi la totalidad del departamento y la cochera: 118 cuotas de 120. A valores de hoy serían unos U$S 110.000 (más de 6 millones de pesos), por el proceso de liquidación me habían reconocido alrededor de $950.000 y ahora, en la distribución solo me correspondería una suma cercana a los $131.000”.

Una salida de los trabajadores

Con su silencio, el Ejecutivo provincial (Cambiemos) y municipal (PJ), accionistas mayoritarios del Grupo Provincia, han avalado estos chanchullos y maniobras, en un régimen marcado por la especulación inmobiliaria.

Corresponde la retribución de lo abonado por parte de las familias trabajadoras, en su sueño de tener su casa propia, actualizado e indexado por las devaluaciones e inflación.

Por otro lado, reclamamos la apertura pública de los libros de “Estrella del Sur” y sus constructoras. Que demuestren a dónde fueron a parar los millones de dólares abonados por los vecinos, a la par de los perdones impositivos otorgados por parte de los gobiernos de Vidal y Ferraresi.

En un contexto marcado por una crisis habitacional en aumento, tanto en Avellaneda como todo el país, se plantea la necesidad de reactivar las obras en el Elefante Blanco. Previo a eso, un análisis de estado edilicio, a cargo del Estado (inspecciones judiciales marcaron profundas rajaduras y paredes con peligro de derrumbe).

A los gobiernos del ajuste, la precarización, el fraude y la especulación, les oponemos una alternativa de independencia política de la clase obrera.

Que la crisis la paguen los capitalistas y no el pueblo trabajador.

Compartir

Comentarios