fbnoscript
3 de octubre de 2019

Neuquén: la cuestión petrolera y la campaña del Partido Obrero

Por César P.

El congelamiento del precio del barril del petróleo decretado por el gobierno nacional concentra ahora gran parte del debate político en la provincia de Neuquén, exponiendo con mayor claridad qué intereses defienden cada fuerza y sus candidatos.

Ha colapsado la política energética de dolarización y subsidios, iniciada con el pacto de YPF-Chevron del kirchnerismo y profundizada por el macrismo.

Utilizando como pretexto las medidas de emergencia, varias empresas importantes anunciaron un parate a las inversiones en Vaca Muerta, que suponen la postergación de planes de desarrollo masivo y ya han tenido como primer efecto 1.230 suspensiones. En el caso de YPF, anunció que el 40 % de sus inversiones para el 2020 están congeladas y a la espera.

Las petroleras, ahora en abierto cruce con el gobierno al que apoyaron durante estos años, exigen retomar las políticas sobre las cuales se basó la recuperación en el último período del nivel de producción hidrocarburífera de la provincia: mayores subsidios, mayores concesiones impositivas y aplicar a fondo la letra de la adenda petrolera de flexibilización en el sector, que ha multiplicado las muertes obreras.

Los gobernadores, en defensa de los pulpos

Ante esta situación, el gobierno provincial del Movimiento Popular Neuquino (MPN), así como los impulsores del “frente patriótico” con este en las filas del PJ-kirchnerismo, se han alineado completamente tras la defensa de los intereses de las petroleras, asegurando que se trata de “defender lo nuestro”.

El gobernador Omar Gutiérrez criticó el congelamiento, a los valores previos a las Paso, del precio del barril y de la cotización del dólar que se toma para el mismo. Su planteo supone dar rienda suelta a los tarifazos a todo nivel: en los servicios de gas o hidrocarburos que consume la industria, el comercio y también los hogares y una carrera inflacionaria por su efecto sobre el aumento de los combustibles.

La crítica a las medidas de Mauricio Macri por parte de los gobernadores petroleros, desde el fernandista chubutense Mariano Arcioni hasta Gutiérrez, representan la defensa de la ganancia de las petroleras como pieza nodal de su política, y no una diferencia de orientación con el gobierno nacional, junto al cual han impulsado el curso de dolarización y subsidios.

Oscar Parrilli, candidato a senador por el Frente de Todos, también salió a bancar la parada en contra del decreto. Sucede que Alberto Fernández y el kirchnerismo preparan una ley de hidrocarburos donde se establezca una suerte de “offshorizacion” del esquema, donde se les permita girar utilidades al exterior a través de fideicomisos y concesiones impositivas. Parrilli es un viejo entregador petrolero, ya que fue el miembro informante en la privatización de  YPF.   También “Pechi” Quiroga, hombre de Cambiemos en la provincia e intendente de la capital recientemente derrotado, se opuso a la medida de su gobierno nacional.

La burocracia sindical, también

Al coro se han sumado Guillermo Pereyra, secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de la región y firmante de la adenda flexibilizadora del gremio. Pereyra trabaja en un proyecto de Ley de Hidrocarburos para dar “seguridad jurídica” a los pulpos petroleros y señaló que sueña con una reforma constitucional que consagre los beneficios impositivos para estos.

Los gremios estatales se colocaron del lado del gobierno del MPN, con el argumento de que la provincia tendrá menores recursos, y por ende, menos dinero para salarios, sistema de salud y educación. A los K que dirigen estas gremiales se les “olvidó” su viejo reclamo de aumentar  las regalías, congeladas en una cifra irrisoria de un 12%, y se han pasado a un frente único con el MPN (su patronal) y las petroleras.

Como se podrá apreciar, la consigna del Frente de Izquierda-Unidad que denuncia a Pereyra, Parrilli y Quiroga como candidatos de las petroleras es más acertada que nunca.

Nuestra campaña y nuestros ejes

La reciente elección de Capital, en la que el FIT-U salió fortalecido con el armado de un bloque de dos concejales, nos brinda una gran oportunidad. Nuestra campaña provincial hacia la elección de fin de mes, con la candidatura de Norberto Calducci y Daniela Rojas, se extenderá de norte a sur. Ya están planificadas las recorridas por Andacollo, Chos Malal, Zapala, Cutral Co, Centenario, San Martin de los Andes, Plottier y Capital.  Vamos a desarrollar una fuerte agitación en zonas petroleras y puertas de fábricas.

Tendrá una gran centralidad nuestro planteo de nacionalización de la industria energética, a través de una operadora estatal única, bajo control de trabajadores y especialistas. Este planteo de fondo, y a la vez transicional, irá acompañado de reivindicaciones muy sentidas en los obreros petroleros, como el diagrama 1 x 1, el comité de seguridad bajo control obrero, la anulación de la adenda.

Para que la crisis la paguen los capitalistas, vamos con todo al acto del 5 octubre y a desenvolver una gran campaña que permita el desarrollo de una alternativa política y una mayor estructuración del Partido Obrero.

Compartir

Comentarios