fbnoscript
4 de octubre de 2019

Todo el apoyo a los pilotos de Aerolíneas-Austral

APLA y UALA ratificaron el paro a pesar de la conciliación obligatoria trucha del gobierno y el segundo pedido de levantamiento por parte de Alberto Fernández
Por Corresponsal
La Pista

Los pilotos de Aerolíneas-Austral ratificaron la realización del paro de 48hs votado para este sábado y domingo. La reunión realizada ayer en la Secretaría de Trabajo fue una completa burla, ya que a pesar de sus tres horas de duración, la empresa no llevó ninguna propuesta concreta de aumento salarial. Su única “propuesta” fue dictar la conciliación obligatoria para forzar el levantamiento de la medida. Una conciliación completamente ilegal, ya que los sindicatos ya acataron hace meses una por el mismo conflicto.

La paritaria de Aerolíneas-Austral ya lleva un año de vencimiento y sólo fue subsanada con parches del 23% frente a una inflación del 55%. El reclamo de los pilotos es muy básico: un aumento salaria en línea con la inflación del último año.

La formación de un frente único patronal que va desde Macri a Alberto Fernández, contra un reclamo tan básico, es una muestra más de en qué consiste el Pacto Social que se cocina para cuando asuma el próximo gobierno.

Luis Malvido, el presidente de Aerolíneas, salió por todos los medios a atacar a los pilotos y deslegitimar la medida planteando que “es un paro K”. Algo completamente falso, toda vez que Alberto Fernández salió en el día de ayer, por segunda vez en una semana, a plantear que el paro debía ser levantado “para no afectar a los usuarios”.

Fernández está trazando una línea estratégica desde su victoria en las PASO. Su planteo es que no debe haber más luchas, paros y movilizaciones en la Argentina. Empezó sus diatribas contra la lucha de trabajadores desocupados y ahora continúa contra los aeronáuticos. A esto se suma su última reunión con la UIA, donde  discutió la “actualización” de los convenios colectivos, siendo que el de los Aeronáuticos es uno sobre el que la burguesía siempre ha puesto la mira.

En relación a la política aeroportuaria de su próximo gobierno, Fernández se dijo crítico del sistema de las “low-cost” y de “los cielos abiertos”, pero al ser consultado sobre si iría para atrás con esas medidas, pidió que no se le pidan más definiciones…

La crisis que atraviesa Aerolíneas no es responsabilidad de sus trabajadores, sino de un proceso de vaciamiento realizado adrede para liquidar la empresa y proceder a la explotación privada de sus rutas. Es lo que ocurre hoy con las rutas más rentables, que son explotadas por Latam u otras “low-cost”, mientras que las rutas que no dan ganancias, pero que aseguran la conectividad en uno de los países más grandes del mundo, son exclusivamente explotadas por Aerolíneas.

La complicidad de la burocracia sindical que posa de combativa, como los Moyano, los Yasky, los Palazzo, los Micheli, etc, no puede ser mayor. En el mismo día en que el candidato a presidente del Frente de Todos atacaba a los pilotos, todos ellos participaron del acto convocado por la CTA-T anunciando su unificación (lease subordinación) a la CGT, donde Alberto Fernández era su orador principal. De ese mismo acto, participó también la plana mayor de APA (perteneciente a la CTA-T), sindicato que tiene personería sobre personal de tierra de Aerolíneas y que está atado a la misma paritaria de los pilotos.

Hay que destacar que tanto las direcciones de APLA como de UALA apoyan al frente Fernández-Fernández, pero las presiones de la base por no ser víctimas de un ajuste brutal sobre sus salarios cuestiona los diques de contención que viene armando la burocracia. El Pacto Social que promueve Fernández enfrenta como obstáculo las reservas de lucha de los trabajadores.

Desde nuestra agrupación La Pista y la Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero nos jugamos a fondo por el triunfo de la lucha de los pilotos. El FIT-U es el único bloque político que ha dado su apoyo al paro y sus principales voceros han salido en todos los medios a respaldar la medida.

Para que esta lucha triunfe es necesario que se implique al conjunto de los sindicatos aeronáuticos en el conflicto. APTA y APA, cuyo personal de Aerolíneas está atado a la misma paritaria y venían negociando en conjunto con APLA y UALA, no han convocado a ninguna medida de fuerza. Se han restringido a sacar comunicados en “solidaridad”, mirando la lucha desde afuera.

Es necesaria la convocatoria a un plenario nacional de delegados con mandato de asamblea de todos los sindicatos aeronáuticos, que discuta un plan de lucha por el salario y contra los nuevos ataques que se preparan contra los convenios colectivos de trabajo.

Compartir

Comentarios