fbnoscript
4 de octubre de 2019

Docentes CABA: se oficializó la lista Multicolor en UTE-Ctera

Vamos por la recuperación del sindicato de Ctera en la Ciudad.
Por Lourdes Alfonso candidata a co-secretaria general de UTE

Por segundo año consecutivo, se presentó el Frente Multicolor para las elecciones de UTE-Ctera, que tendrán lugar el 3 de Diciembre. Se trata de un agrupamiento puesto en pie para recuperar el sindicato, para ponerlo al servicio de la organización de les docentes de la Ciudad y la defensa de la educación pública. 

La propia presentación de la lista representó una gran movilización política, ya que la conducción del sindicato, de la Lista Celeste, colocó como condición juntar cientos de candidaturas y avales en tan solo ocho días, mientras le niega el padrón a la oposición -todo esto con la única intención de proscribirla. Pese e ello, la Multicolor se logra presentar a partir del frente común de distintas agrupaciones, con un acuerdo de rotación en el cargo de a la secretaria general, que es compartida por las agrupaciones 9 de Abril y Tribuna Docente. A pesar de los intentos de impugnación de la conducción, la lista fue oficializada.

La política de la Celeste de bloquear la participación volvió a expresarse en la reciente reforma clandestina del estatuto (los docentes y afiliados, ni enterados). En un año en que los docentes perdimos fuerte frente a la devaluación de más de un 40%, no hay plenario de delegados desde hace meses, ni ningún llamado desde la conducción. Esto se suma a su negativa a convocar, e incluso participar, de las asambleas unificadas que buscan alcanzar la unidad de la docencia. Tras más de 30 años en la conducción, la Celeste avanza en la transformación del sindicato en un coto cada vez más cerrado, en donde les docentes no tenemos ni voz ni voto, y priman los acuerdos con los gobiernos de turno. En este marco el secretario general Eduardo López, tras tres mandatos consecutivos -y frente a disputas dentro de la Celeste-, se bajó de la candidatura en pos de ser sucedido por su pareja Angélica Graciano.

Un sindicato de la docencia e independiente de los gobiernos

Les docentes venimos sufriendo un mazazo sobre nuestros salarios, el avance de las reformas antieducativas como la Secundaria del Futuro, y los sucesivos golpes a nuestras condiciones laborales y el estatuto.

Los ataques contra nuestras conquistas han sido posibles por la política de acuerdos de la conducción con el Estado nacional y de la Ciudad. El propio Eduardo López reconoció el 6 de febrero de este año que entre 2003 y 2015 “no hubo conflicto docente en la Ciudad”; con esa orientación fue que el sindicato dejó pasar el avance de la precarizadora Nueva Escuela Secundaria, la creación del Instituto de Evaluación de la Calidad Educativa en la Ciudad (orientado a ajustar la formación a las necesidades del capital, y pionero en el país) y la eliminación de las Juntas de Clasificación Docente, entre otros.

La Multicolor se forja como un frente en pos de mantener la independencia del sindicato frente a todos los gobiernos. El derrumbe del macrismo deja una deuda impagable y un mayor reclamo de ajuste por parte del FMI. No podemos subordinar nuestro sindicato y herramienta gremial al llamado de Alberto Fernández a abandonar la calle y a un pacto social que busca mantener los salarios devaluados, mientras los compromisos del candidato de pago de la deuda avizoran mayores ajustes sobre la educación pública. El pacto social lo vienen sosteniendo hace años la CGT y las CTA, mientras los que perdemos somos los trabajadores. Quienes conformamos la Multicolor comprendemos que la crisis se enfrenta en las calles, como hacen los docentes y estatales  en Chubut.

Vamos con la Multicolor

La Multicolor se presenta integrada por cuatro agrupaciones: Tribuna Docente, la 9 de abril, la Lista Roja y Alternativa Docente.

Desde la agrupación y corriente nacional Tribuna Docente nos hemos empeñado a fondo en la conformación de la Multicolor, conquistando 448 de los 784 avales presentados (reuniendo 214 la 9 de abril, 86 la Lista Roja y 36 Alternativa Docente), así como 250 de las 451 candidaturas (153 la 9 de abril, 25 Alternativa Docente y 23 la Lista Roja). Nos jugamos desde un primer momento a que la lista pueda integrar a todos los agrupamientos, en pos de un frente único de toda la oposición para recuperar el sindicato. Es por esto que hemos cedido en el ordenamiento de la lista en pos de garantizar la unidad.

La Simón Rodríguez sin embargo decidió a último momento abandonar la Multicolor y presentarse en soledad, dividiendo a la oposición y favoreciendo a la Celeste. Hasta el mismo cierre de lista seguimos insistiendo a que se sumen a la Multicolor, pero primó su acercamiento al kirchnerismo y su seguidismo a sectores de la Celeste. Esta defección tiene como antecedentes sus votos de confianza a la Celeste en los congresos y plenarios, así como su ausencia en las movilizaciones de la oposición nacional docente con los sindicatos combativos, incluso de la cita por las muertes de Jorgelina y María Cristina en las puertas de la casa de Chubut. Su acercamiento a la burocracia de la Celeste es un camino sin perspectivas y ni programa para enfrentar al gobierno y sus agentes dentro del movimiento obrero. Quienes quieren votar una verdadera oposición al entreguismo de la actual conducción, no pueden hacerlo por un agrupamiento de "Celestes desteñidos".

Llamamos a poner en pie una campaña unitaria en todas las escuelas y sumar apoyos a la Multicolor. Las luchas contra la Unicaba, la secundaria del Futuro y el cierre de las nocturnas; por vacantes y contra el cierre de cursos; el rechazo al ajuste y la lucha por una inmediata recomposición salarial; están representadas en la Lista Multicolor. Vamos por la recuperación de UTE, para ponerla en pie de lucha por todas las reivindicaciones de la docencia, y contra el régimen de hambre y miseria del FMI.

Compartir

Comentarios