fbnoscript
7 de octubre de 2019

La izquierda vuelve a ganar en el Instituto N° 39 de Vicente López

Lxs estudiantes revalidaron una conducción independiente y de lucha
Por Tomás Valls
Presidente CEISFD 39

La semana pasada se realizaron las elecciones a Centro de Estudiantes en el Instituto Superior de Formación Docente N° 39 de Vicente López. Participaron más de 550 estudiantes, ampliando el número respecto al año pasado. La lista Frente de lucha (encabezado por Tribuna Estudiantil-UJS en la presidencia, el PTS en la vice y con más de 100 estudiantes independientes que son parte de la lista) revalidó la conducción del centro por segundo año consecutivo imponiéndose por un estrecho margen frente al peronismo-kirchnerismo “Octubre 23” que cuenta con el apoyo de la lista Celeste de Suteba y el ETO (armado peronista) de La Matanza.

Lucha política

Desde Tribuna Estudiantil nos dimos  la tarea de refundar el centro de estudiantes durante todo el año, desde el cuerpo de delegados, las comisiones, las asambleas y pasadas por los cursos sistemáticas. La actividad constante del centro como organizador colectivo del estudiantado fue un contraste muy pronunciado respecto a las anteriores conducciones peronistas que lo habían vaciado y convertido en un sello de goma. En más de una oportunidad ganamos las calles en reclamo de las reformas edilicias, contra los cierres de comisiones y por el boleto educativo gratuito, como también en defensa de la docencia como lo demuestra la reciente campaña visual en apoyo de los colegas de Chubut.

La política de años anteriores de boicot a las acciones de lucha por parte de la Celeste del Suteba (por ejemplo oponiendo a los cortes de Av Maipú abrazos al edificio o no bajando sus cursos a las clases públicas) esta vez, por la presencia y presión del centro de estudiantes, no tuvo éxito.

El peronismo disputó a fondo la dirección del movimiento estudiantil. Octubre23, durante el año, en más de una oportunidad, intentó colocarse como una agrupación espejo a Tribuna Estudiantil, esto quiere decir que intentaban participar en algunas acciones de lucha. El margen de maniobra de esta agrupación se vio favorecido por tener a Macri en el poder político (en vez de un mandatario peronista), y poder de esta forma, al igual que la Celeste o el bloque 21F, posar de opositora. Sin embargo, boicotearon, al igual que el ETO, la primera movilización de estudiantes terciarios a La Plata de este año por el boleto, que fue impulsada por el Centro del 39, la coordinadora de Zona Zur, y el 9 de la Plata, entre otros.

Su campaña electoral se centró en una primera fase en atacar a Tribuna Estudiantil (TE) con falacias que en pocos días fueron quitadas de circulación. Luego trataron de generar un prejuicio contra el Partido Obrero y la UJS que no tuvo asidero.

El llamado de Alberto Fernández a un pacto social y a no salir a las calles, hizo efecto muy rápido en Octubre. Esta semana por iniciativa de TE se votó en comisión directiva que el Centro del 39 marche junto a los trabajadores en lucha de Kimberly Clark. Se votó a favor pero con el voto en contra de lxs peronistas que ni si quiera explicaron por qué.


Método

La virtud enorme de Tribuna Estudiantil fue recomponer el centro y darle un claro método de intervención: la independencia política de lxs gobiernos de turno. A partir de esta definición política, Tribuna tomó cada reivindicación del terciario y le dio un desarrollo de lucha y de confrontación con el Estado. Fue así como se lograron importantes conquistas, como mantener el precio congelado de la fotocopiadora con la conquista de hojas resma, carnet de boletos estudiantiles de la línea 60, el arreglo de los baños, tubos de luz y las pruebas de hermeticidad que comprobaron  múltiples fugas de gas en el edificio. De esta manera, tomando como punto de partida las reivincidaciones concretas del terciario, se logró avanzar en la conciencia de lxs estudiantes sobre la necesidad de defender la independencia política de quienes nos gobiernan y ajustan en la educación.

Los desafíos que se vienen

El gran desafío próximo del movimiento estudiantil es hacer saltar por los aires el pretendido pacto social que todo el régimen político quiere imponer para viabilizar el ajuste que reclama el FMI pero también los empresarios y banqueros nacionales.

Los estudiantes solo podemos confiar en el pueblo trabajador y en nuestras propias fuerzas como los únicos que por principio y necesidad vamos a defender la educación pública. Estos cuatro años de  Cambiemos acentuaron el vaciamiento educativo, el deterioro edilicio, los cierres y privatizaciones. Además, se cerraron becas educativas y ni hablar de la ausencia del boleto terciario, a la par que las tarifas del transporte nos golpeaban los bolsillos. Esto contó con el apoyo directo  de todo el arco político patronal: si las más de 100 leyes de ajuste aprobadas con el apoyo del PJ no bastan para comprobarlo, tomemos el caso de Chubut, donde el gobernador Mariano Arcioni del bloque político de Alberto Fernández no paga los sueldos y reprime a la docencia.

Como denunciamos en nuestros materiales e intervenciones a lo largo del año, la continuidad del FMI como tutor de la Argentina es incompatible con sacar a la educación pública de la profunda crisis en la que se halla.

El Centro del 39 será, sin lugar a dudas, un ariete de la organización independiente de lxs estudiantes que peleará incansablemente por abrir un rumbo de lucha junto a lxs trabajadorxs para que la crisis no la paguemos nosotros, sino quienes la generaron, los capitalistas.

Compartir

Comentarios