fbnoscript
7 de octubre de 2019

Eldorado-Misiones: no al cierre de la fábrica de calzado DASS

Que la crisis la paguen los capitalistas y los funcionarios que sostienen este régimen

En esta semana trascendió la posibilidad del cierre de la planta de calzado DASS en Eldorado. Si bien la Dirección salió a desmentirlo, la realidad es que la fábrica viene en un proceso de descomposición creciente, que se evidencia con los sucesivos despidos, reducciones de turno, suspensiones y demás situaciones que se vienen dando a conocer en los últimos años. El propio Director administrativo y de finanzas de DASS ratificó que la planta podría sufrir un ajuste para el 2019 de hasta 400 empleados, lo que la dejaría realmente al borde del knock out.

Vale recordar que la planta, que opera hace 12 años en nuestra localidad, llegó a tener 1500 trabajadores operando en triple turno, generando un volumen de producción y ganancia empresarial enorme. La planta en la actualidad cuenta con aproximadamente 600 trabajadores. También debemos remarcar el retiro de máquinas, que puso en alerta a los trabajadores por un eventual vaciamiento de la planta. Todo este escenario se desarrolla con el sindicato Uticra (de cuño Kichnerista) como garante de los despidos y la desmovilización, lo que demuestra, en los hechos, el alineamiento macrista-kirchnerista-renovador cuando se trata de defender a las patronales y salvaguardar sus ganancias.

Ante el inminente cierre o paralización de la planta, los trabajadores debemos sacar nuestras propias conclusiones. La planta durante años operó con ganancias extraordinarias, sostenidas por los subsidios estatales a la energía y la infraestructura, las condiciones precarias de trabajo de los empleados (recordemos que una de las luchas que desarrollaron los trabajadores era para que les dieran agua en el horario de trabajo) y los magros sueldos (recordemos también, que los sueldos pagados en Eldorado eran menores que los pagados por la misma empresa en Buenos Aires). Hoy, ante una disminución en las ventas, la empresa plantea la paralización de la misma con las consecuencias sabidas para los trabajadores.

Ante esta situación planteamos la apertura de los libros de la empresa, el rechazo a los despidos, y la ocupación de la planta ante despidos o vaciamiento de la misma.

El movimiento obrero viene enfrentando el vaciamiento empresario con grandes tomas (Ansabo, Kimberly Clark, Ran Bat, Mielcitas). Son todas muestras de que con organización y lucha se puede hacer frente a los embates del capitalismo.  

¡Que la crisis la paguen los capitalistas!

Compartir

Comentarios