fbnoscript
10 de octubre de 2019 | #1568

La lucha de Kimberly Clark estará presente

Hablan compañeras de la Comisión de Mujeres
Por Corresponsal
Entrevista realizada por G.C.

La papelera Kirmberly Clark se encuentra ocupada por sus trabajadores ante el anuncio de su cierre y despido de 200 trabajadores. Frente a la brutal realidad no sólo los trabajadores se organizaron sino también sus familias, conformando una poderosa Comisión de Mujeres que toma iniciativas para sostener el acampe, concurre a diferentes ámbitos para juntar plata para el fondo de huelga y difunde el conflicto. De esta forma, las comisiones de mujeres de los conflictos obreros colocan a las compañeras en el camino de unir a la familia obrera en el compañerismo y la lucha, una característica que distingue a la unidad de la familia en el sometimiento que impulsan el Estado y sus instituciones. 

Entrevistamos a  compañeras que participarán del 34° Encuentro de Mujeres y disidencias

-¿Se están organizando para ir a La Plata al 34° Encuentro de Mujeres?

Verónica D.: Sí, es así, nos estamos preparando desde la Comisión de Mujeres, ya somos diez compañeras que nos estamos organizando para ir a este Encuentro y visibilizar esta situación que se está viviendo en Kimberly Clark y para ser parte de este Encuentro Nacional de Mujeres.

- ¿Por qué decidieron ir?

Susana L.: Decidimos ir por lo que estamos pasando en nuestras familias, para dar el apoyo a nuestros maridos acá de Kirmberly y aparte para vivir la experiencia, porque, personalmente, nunca fui. Y porque me dijeron varias veces que estaba bueno y yo quiero ir a vivir la experiencia que debe ser positiva para mí como mujer.

Uno de los objetivos es difundir el conflicto y juntar fondos para una lucha que se viene larga. Justo estábamos hablando sobre cómo fue la experiencia en el acto del FIT-Unidad en la 9 de Julio, al que concurrieron varias compañeras de la Comisión. 

María B.: Sí, fue mi primer acto, para mí fue emocionante y me marcó, me recontra-marcó. Ese día vine feliz, colmada de alegría por ver a la gente, la solidaridad, pero a la vez uno se pone a ver lo mal que juzgaba antes, viendo que ahí mismo había gente que tiene mucho menos que yo y que venía y se acercaba y nos decía “Fuerza compañeras” y te daban una moneda, te daban un billete, te abrazaban, te convidaban un mate o nos preguntaban cómo fue, cómo estás, fue muy impactante. Y subir al escenario y ver tanta gente apoyando la lucha de tu familia y de tus compañeros, es algo impagable. Ese día vine colmada de alegría y al otro día caí en la realidad de lo que estoy viviendo y en todos los prejuicios que yo tenía hacia la gente sin conocerlas. Ahora voy a ir por primera vez al Encuentro de Mujeres y es seguro que ahí nuevamente voy a poder ver la solidaridad hacia quienes estamos en lucha contra los despidos y los cierres de las fábricas.

Compartir

Comentarios