fbnoscript
11 de octubre de 2019

Abajo la doctrina Chocobar

Fijaron fecha para el juicio al policía condecorado por Macri y Bullrich. El rol del PJ.

El Tribunal Oral de menores N° 2 fijó el comienzo del juicio contra el policía Luis Chocobar para el 26 de febrero del año próximo. Las audiencias culminarían en la última semana de marzo y declararán más de treinta testigos.

Recordemos que a Chocobar se lo juzga por el delito de homicido por exceso en el cumplimiento del deber, al fusilar al joven Pablo Kukoc (18 años), hecho sucedido el 8 de diciembre de 2017 en el barrio de La Boca. “Chocobar disparó contra el ladrón mientras este huía, sin darle el grito de alto. Un video muestra el momento exacto del disparo, hecho a unos diez metros de distancia del ladrón, que cae sobre el asfalto de la calle. Poco después el joven murió” (Infobae, 30/9).

La ministra Bullrich amparó este accionar y lo convirtió en doctrina. Pocos días atrás, el oficial de la Policía Local de Avellaneda fue, nuevamente, recibido por la ministra de Seguridad. La misma actitud mantuvieron Macri y Vidal, recibiéndolo en sus correspondientes casas de gobierno, días después de sucedido el asesinato. Respaldo que no solo vino de la mano de oficialismo nacional y provincial. Por parte del pejotismo, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, jugando al silencio cómplice, mantuvo y mantiene al policía en su puesto.

Sumado a esto, la secretaria de seguridad de Avellaneda, Cecilia Rodríguez, ex ministra de CFK, afirma que “el problema de la inseguridad no se resuelve con más policías o más patrulleros en las calles. Se resuelve con policías entrenados, formados y con derechos”, dando un mensaje conciliador hacia una fuerza en crisis y pujas internas desde hace décadas. El sitio La Política Online (6/8) lo interpretó como un guiño del Frente de Todos hacia la “maldita Bonaerense”, en las vísperas de la llegada al gobierno de Axel Kicillof.

En esta línea el Ejecutivo local impulsa un presupuesto congelado en áreas altamente sensibles como educación, salud, vivienda y cultura, pero duplica en seguridad. Para meter ajuste y tarifazos (aumento de la de Servicios Generales más del 50%) necesita tener a los Chocobar con sus “derechos” y “formados”.     

Razzias, aprietes, gatillo fácil, trata, denuncias de abusos de autoridad y narcotráfico son moneda común en las 6 fuerzas que patrullan las barriadas de Avellaneda.

Abajo la doctrina Chocobar. No a la represión y gatillo fácil. Macri se va, pero el régimen de hambre, precarización, y represión del FMI continúa. Más que nunca es hora de ganar las calles, para que la crisis la paguen los patrones y no el pueblo trabajador.

Compartir

Comentarios