fbnoscript
13 de octubre de 2019

Basta de inundaciones en Tigre. Vidal y Zamora son responsables

Por Corresponsal

Nuevamente numerosas localidades del distrito de Tigre están bajo el agua: Las Tunas, Rincón de Milberg, Bancalari, Tigre centro, Carupa, Benavidez, Don Torcuato y otras zonas se encuentran afectadas.

La falta de presupuesto y de inversión en obras públicas es una problemática que se replica en toda la provincia de Buenos Aires y que tiene a la gobernadora Vidal como principal responsable de esta situación. Esta política es acompañada por el intendente de Tigre, Julio Zamora, que al igual que Vidal, desarrolla una política que favorece a los especuladores inmobiliarios y los barrios privados contra los intereses de las familias trabajadoras y los barrios populares.

Las inundaciones, lejos de ser una fatalidad, son el resultado de la política de especulación inmobiliaria que viene llevando adelante el municipio de Tigre desde hace décadas, desde Ubieto, pasando por Massa y Julio Zamora, actual intendente. Esta orientación encuentra su llave maestra en la modificación del Código de Planeamiento Urbano que han votado favorablemente todos los bloques políticos del distrito (Cambiemos, FPV-PJ) y que permite la construcción indiscriminada de grandes countries y condominios que hoy ya supera en más del 40% el suelo urbano continental.

Estas construcciones a favor de los grandes emprendimientos inmobiliarios se hicieron en la zona de los humedales del distrito, que servían para absorber el agua de las lluvias. Los barrios privados desagotan el agua de la lluvia hacia los barrios populares aledaños, a lo que se suma la falta de obras hidráulicas, cloacas, desagotes, asfalto y profundizando la inundaciones. 

Desarrollemos asambleas y reuniones en todos los barrios de Tigre exigiendo al municipio y al gobierno provincial que se hagan cargo de las pérdidas y destrozos que provocaron las inundaciones. Por la reorganización integral del territorio en función de las necesidades de las grandes mayorías trabajadoras de la región; por la implementación urgente de un plan de construcción de viviendas populares, bajo control de vecinos y trabajadores; Por el fin de las inundaciones y la especulación inmobiliaria. Plan hídrico y masivo de obras públicas proyectado por universidades, asambleas de vecinos y organizaciones populares, empadronando y tomando a compañeros desocupados bajo control de sus organizaciones, con salario y convenio.

En esta nota:

Compartir

Comentarios