fbnoscript
13 de octubre de 2019

La lucha de las piqueteras, con toda en el Encuentro

Gran asamblea de mujeres del Polo Obrero.

La lucha de las mujeres del movimiento piquetero independiente, que viene copando las calles y rutas del país, contra el hambre y la desocupación, dijo presente con fuerza en el Encuentro de Mujeres y Disidencias.

Luchadoras del Polo Obrero de todo el país que viajaron a La Plata, muchas de ellas para participar por vez primera del Encuentro, llevaron adelante este domingo una asamblea de gran vitalidad (que siguió a un plenario que el sábado debatió la intervención en las distintas comisiones del Encuentro). 

De las 30 oradoras, la mayoría fueron compañeras que realizaban por primera vez una intervención pública, y que dieron cuenta junto a las referentes históricas del Polo de las peleas en curso en los barrios populares. 

En la asamblea, realizada en la Facultad de Psicología (donde funcionan gran parte de los talleres del Encuentro de Mujer y desocupación y temáticas relacionadas), se reivindicó la historia del movimiento piquetero como un movimiento de mayoría femenina, que ha hecho propios los reclamos de las mujeres desde sus orígenes, tanto en las Asambleas Nacionales de Trabajadores como en la participación en los sucesivos Encuentros de Mujeres. Y se marcó la continuidad histórica de la movilización independiente de los gobiernos de turno, encarnada en el Polo Obrero.

Las oradoras se refirieron a las violencias de todo tipo ejercidas contra las mujeres, los jóvenes y los niños, y de la responsabilidad del Estado en las mismas. Se hizo mención del reciente asesinato de Alex, un compañero de la Juventud del Polo de Villa Soldati, por parte de su padrastro, como parte de esa cruda realidad que se enfrenta día a día con la organización. Y se enfatizó, en intervenciones como la de las compañeras de Reconquista, en la necesidad de la lucha independiente de los gobiernos, contra la Iglesia, contra las redes de trata y los femicidios.

Frente al crecimiento de la pobreza y la desocupación, se plasmó la labor de las compañeras poniendo en pie merenderos y comedores en todos los barrios del pais, organizando a más vecinos y alumbrando nuevas asambleas del Polo, como en el caso de Rosario y tantas otras ciudades. Entre las presentes estuvieron las piqueteras de Zapala (Neuquén), que vienen de protagonizar un corte de ruta de una semana contra el gobierno municipal, logrando importantes reivindicaciones y contando actualmente con centenares de vecinos organizados. La asamblea dio cuenta de la batalla de fondo por el trabajo genuino en todo el país, y se enmarcó en ese cuadro la necesidad de apoyar el proyecto del legislador Gabriel Solano de pase a planta de los cooperativistas precarizados en la Ciudad de Buenos Aires.

La crisis cada vez más aguda de la vivienda fue otro eje destacado de las intervenciones, que recogieron las experiencias de ocupaciones de tierras en numerosos puntos del país, de las acciones contra los desalojos, de la movilización por la urbanización de las villas en la Ciudad.

El Polo Obrero es uña y carne con los conflictos obreros en curso, y allí estuvieron en el debate batallas como las que se llevan en común con las y los trabajadores de Kimberly Clark (contra el vacimiento) y su comisión de mujeres.

Las intervenciones recogieron también la pelea junto a las compañeras migrantes, por el fin de la discriminación y la persecución estatal, y contra el ajuste de la salud y la educación -se destacó el reclamo por justicia para Sandra y Rubén, víctimas del vaciamiento estatal-; así como la necesidad de organizarse junto a la juventud, de la mano de Polo Obrero, contra la precarización, la desocupación y la avanzada represiva de los gobiernos que se profundiza.

La necesidad del no pago de la deuda externa, de romper con el Fondo y de quebrar en las calles el ajuste del gobierno macrista y el que se prepara con Alberto Fernández marcaron la orientación política de fondo de la asamblea. En ese marco, varias compañeras plantearon la importancia de la campaña política, de llamar al voto al Frente de Izquierda, para fortalecer la batalla contra los partidos del ajuste.

Resoluciones

En la asamblea se manifestó la importancia de que los compañeros varones comprendan la necesidad de la organización de las compañeras al interior del Polo Obrero, y se resolvió la formación de comisiones de mujeres y del Plenario de Trabajadores en todas las asambleas de la organización.

Entre otras resoluciones, estuvo el llamado a apoyar la lucha por el pase a planta permanente de todos los precarizados; el impulso, en estas dos semanas que quedan, a la campaña del FIT-U, y una serie de actividades con la juventud del Polo Obrero. El 20 de octubre hay una cita de honor, en el noveno aniversario del asesinato de Mariano Ferreyra por parte de la patota de la burocracia de la Unión Ferroviaria. En la asamblea estuvo Elsa Rodríguez, constructora del Polo que fue víctima de esa agresión, junto a su hija Vanesa: Vanesa pidió la palabra para saludar la lucha del Polo y agradecer el apoyo a su familia.

Definitivamente, las compañeras salen fortalecidas del Encuentro, para las luchas en curso y las tantas que se vienen. Paso a las piqueteras, paso a la organización independiente.

 

 

Compartir

Comentarios