fbnoscript
15 de octubre de 2019

Elecciones en Ademys: defendamos el sindicato independiente y de lucha de la docencia porteña

Por
Gabriel Lubo y Amanda Martín Tribuna Docente

El 28 de noviembre se realizarán las elecciones de la comisión directiva del sindicato Ademys. La dirección Multicolor, que ha sido un factor de reagrupamiento del activismo y de la lucha contra el vaciamiento educativo y de desvalorización salarial promovida por el macrismo, tiene el desafío de defender un programa y una perspectiva de independencia política de cara a la próxima etapa, contra el intento de “pacto social” de la burocracia sindical y Fernández, de la mano del FMI.

El balance reciente

Desde la constitución de la Multicolor en 2013, Ademys ha crecido en afiliados, creó el cuerpo de delegados, aumentó su presencia en las escuelas y su referencia hacia el conjunto de la docencia. Producto de esta intervención, el gremio ha ratificado su lugar como segundo sindicato de importancia en el marco de una dispersión de organizaciones sindicales –17 en CABA- y donde prima la no afiliación en la mayoría de la docencia. Eso, en base a las luchas contra la NES, la Secundaria del Futuro 2030 y la Unicaba.

Esta consolidación como sindicato independiente y combativo se desarrolló, por un lado, empalmando con las listas Multicolor de otras provincias que dan la pelea al interior de los sindicatos base de CTERA y a nivel nacional, y por otro lado participando del Plenario del Sindicalismo Combativo como reagrupamiento del clasismo y sectores en lucha de otros gremios, que no le han dado ni un minuto de tregua al gobierno de Macri-Larreta y sus cómplices del PJ-kirchnerismo.

Durante el 2017, al calor de la lucha contra el ajuste del gobierno, se impulsaron las asambleas unificadas de toda la docencia como instancia tendiente a la reunificación -contra la división que promueven las otras conducciones sindicales- para definir un programa y un plan de lucha en cada etapa. Ese mismo año Ademys fue protagonista de la lucha contra la reforma previsional y enfrentó la represión estatal junto a cientos de docentes. En 2018, junto a la AGD-UBA, fueron los únicos sindicatos docentes de CABA que pararon y movilizaron al Congreso durante la histórica lucha por el aborto legal.

Es decir, Ademys es un sindicato que está donde tiene que estar.

De dónde venimos

Desde Tribuna Docente ratificamos lo acertado de nuestra ruptura con la vieja conducción de la lista Violeta en 2010 (elecciones en las que la Violeta se presentó en un frente con Lista de Maestros) rechazando su integración a la burocracia sindical de Micheli en el marco de la división de la CTA, y su seguidismo al centroizquierda patronal de entonces (Binner, Stolbizer y Ricardo Alfonsín).

Ese rumbo se profundizó con la integración fraudulenta a la aventura de la “Federación Nacional Docente”, un rejunte artificial de sindicatos provinciales que están por fuera de la CTERA -como Ademys que fue expulsado-, que no sirvió para unificar a esas organizaciones sino para dividir a la oposición antiburocrática en CTERA. Contra esa integración que impulsaban la Violeta, el PCR y el MST, Tribuna Docente votó en contra en la asamblea donde se discutió. La incorporación a la “Federación” fue finalmente consumada violando el Estatuto, que exigía dos tercios de los votos.

La conducción Violeta impuso entonces al sindicato una orientación caracterizada por su seguidismo a la burocracia de UTE, que bajo la muletilla de la "unidad en la acción" llevó a Ademys a una parálisis, reduciéndolo en los hechos una suerte de refugio ideológico de un sector minoritario de la docencia.

Ratificamos nuestro planteo de reingreso de Ademys a la CTERA como parte de un balance histórico positivo como sindicato que desde sus orígenes se puso el objetivo de aportar a la unificación de la docencia en una sola organización gremial, integrando la CTERA con la entonces UMP (luego UTE) participando con delegados y congresales hasta que la conducción peronista de la Confederación expulsó a los congresales de Ademys para nombrar a la UMP como único sindicato docente de la Capital Federal, como parte de una reforma reaccionaria de los Estatutos tanto de CTERA como de la propia UMP (creación de UTE).

Defendamos al sindicato de la mano de la Multicolor

Tribuna Docente aporta a la defensa y desarrollo de la Multicolor en Ademys para ratificar un rumbo y una perspectiva para las/os afiliadas/os y el conjunto de la docencia porteña. Esto, en el marco de una virtual defección de las fuerzas que en las elecciones de 2016 compusieron el FUD (Frente de Unidad Docente) y luego han abandonado sus cuatro cargos titulares en el Consejo Directivo, no participando de ninguna instancia de decisión ni de las acciones que convoca el sindicato. Algunos de sus principales dirigentes están en campaña por Fernández-Fernández.

El planteo concreto que hacemos a todas las agrupaciones que conforman la lista Multicolor es defender este frente único bajo el criterio de levantar un programa de independencia política de los bloques políticos patronales, que es la garantía para fortalecer el camino que emprendimos desde 2013 colocando al sindicato como herramienta de lucha contra todo el régimen del FMI.

Compartir

Comentarios