fbnoscript
19 de octubre de 2019

Chile: libertad inmediata al dirigente sindical Manuel Montenegro Urra

Titular del Sinamoc, gremio de la construcción

Nos ha llegado un manifiesto escrito por Manuel Montenegro Urra (del Sinamoc, Sindicato Nacional de la Construcción, Montaje Industrial, Agrícola y Actividades Conexas de Chile) desde la cárcel de San Felipe (módulo 7) en el que denuncia a la empresa constructora Acciona y al estado chileno por su prisión, y alerta sobre la amenaza que se cierne sobre su vida. El compañero pide que se realice una campaña por su libertad inmediata, y al mismo tiempo denuncia la inacción y el silencio de la CUT (Central Única de Trabajadores de Chile) y otras centrales sindicales que –afirma- han desoído su reclamo de solidaridad.

Los hechos

El dirigente de la construcción está preso desde el 4 de junio de este año. La causa es haber encabezado una huelga de los obreros de la construcción de la empresa Acciona S.A por la reincorporación de 96 despedidos. La huelga incluyó cortes de ruta, piquetes y barricadas. Todo comenzó el 8 de febrero de este año, cuando el sindicato y la empresa comenzaron las negociaciones colectivas. La huelga tuvo lugar en Talca, localidad en la que los trabajadores estaban construyendo la cárcel. Producto de esta acción huelguística cinco trabajadores fueron encarcelados el 4 de marzo de 2019, luego de una acción represiva por parte de los Carabineros. Las cosas no terminaron ahí. El Porteño del 22/4 da cuenta de que “el 18 de abril (Manuel Montenegro) fue agredido por cinco sujetos, los cuales se encontraban armados con bates de madera”. Esto, de acuerdo al mismo medio de prensa, le ocasionó heridas en el cuero cabelludo y una fractura leve. El hecho, según da cuenta el periódico, tuvo lugar en un cuarto intermedio de una reunión con la empresa. Sus ejecutores fueron reconocidos por las víctimas. Se trata de matones del sindicato pro patronal que funciona en la empresa (SINCOC).El dirigente, hoy preso, fue amenazado de muerte.

Cabe señalar que a fines de 2018 Manuel Montenegro también dirigió una huelga de la construcción en una obra que se realizaba en el hospital psiquiátrico de la localidad de Putaendo (provincia de San Felipe de Aconcagua) en reclamo de mejoras salariales. También se caracterizó por la realización de piquetes. La empresa constructora también era Acciona S.A. Los jueces castigaron a Montenegro con prisión preventiva, pero luego obtuvo la libertad.
Hay que señalar también que el dirigente clasista (así se reconoce) fue víctima de un secuestro, en ocasión de una huelga contra la empresa española Obrascón Huarte Lain S.A. Agencia en Chile, que había obtenido el contrato por la ampliación de las líneas 3 y 6 del subte de Santiago de Chile. También fue imputado por cinco delitos (según información de mapuenlalucha.blogspot.com).Como resultado de esa huelga se obtuvieron importantes conquistas salariales en todas las categorías (surgido del informe de https.el marchiguano.cl/ Manuel Montenegro, “el renaiquino que tiene de rodillas a empresa transnacional”).  

Es indudable que estamos en presencia de un ataque deliberado contra un luchador, que ha dirigido importantes luchas, contra grandes empresas que han obtenido jugosísimos contratos de obra pública por parte del estado chileno (en el caso de Acciona S.A. cabe señalar que está acusada de financiar al Partido Popular en España y que su director de infraestructura está detenido junto a otros once ejecutivos por comisiones a ejecutivos de la empresa estatal Acuamed a cambio de proyectos de infraestructura y sobreprecios), y que estamos en presencia de una represalia, que constituye una advertencia contra la vanguardia obrera chilena y los trabajadores del país andino, que han protagonizado en el transcurso de los últimos años huelgas de gran magnitud  como la de Walmart, la de los profesores, la de la Mina La Escondida (2017),  la portuaria de Valparaíso (2018/19), Sodimac (2016), las movilizaciones contra las AFP, y otras de carácter democrático como la de las mujeres a favor del aborto legal y contra los femicidios.

La lucha por la libertad de Manuel Montenegro Urra es una cuestión de principios y una necesidad.
 


 
                      


 

Compartir

Comentarios