fbnoscript
21 de octubre de 2019

Gran encuentro educativo del Frente de Izquierda-Unidad

Con candidatos y referentes de las luchas, contra el vaciamiento y el ajuste del régimen del FMI
Por Corresponsal
Gran encuentro educativo del Frente de IzquierdaUnidad

Fotos Fede Imas

Este sábado 19 tuvo lugar en la Ciudad de Buenos Aires un encuentro educativo en apoyo al Frente de Izquierda-Unidad, con la presencia de referentes de la lucha del sector que integran sus listas.

La actividad, que se desarrolló en el Parque Rivadavia a las 15 h, contó con la presencia, entre otros, de Amanda Martín, secretaria adjunta de la Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior (Ademys) y candidata a legisladora porteña, y Jorge Adaro, secretario general de esa gremial y aspirante a senador; y de los actuales legisladores de la Ciudad Laura Marrone (docente) y Gabriel Solano, que van en las listas para diputada nacional y jefe de Gobierno. Junto a ellos estarán destacados activistas del ámbito docente y del movimiento estudiantil secundario y universitario.

El encuentro funcionó como un espacio para levantar el programa del FIT-U y denunciar que la educación se ha convertido, en estos doce años de macrismo en la Ciudad, en el centro de aplicación de la avanzada más general del capital sobre el área: imponer una degradación de los contenidos (descalificación pedagógica) para adaptarlos a las necesidades cambiantes de la decadente economía capitalista. La necesidad de contar con mano de obra barata y flexible requiere su traducción en el sistema educativo: una escuela que prepare para ese mundo de los Rappi, Glovo y plataformas virtuales y de creciente desocupación. Y con un trabajo docente cada vez más precarizado.

Las precarizadoras reformas NES, Secundaria “sin futuro” 2030, Unicaba, CPI (centros de primera infancia) fueron aplicadas por el macrismo como parte de los acuerdos establecidos en el Consejo Federal de Educación, donde están todos los bloques políticos, incluso los denominados “opositores”. Los gobernadores del Frente de Todos tienen su huella en estas reformas.

Justamente la comunidad educativa de la Ciudad, con las tomas de escuelas secundarias, las familias con reclamos de vacantes y construcción de escuelas, la exigencia de recomposición salarial de parte de los docentes y la movilización en defensa de los institutos terciarios, es la que ha puesto de relieve con mayor tenacidad que Macri-Larreta no han estado solos en su política. Ha podido avanzar merced a la acción del kirchnerismo, que impuso leyes nacionales antieducativas como la de 2006 que estableció la NES, votó presupuestos de miseria, avaló la constitución del Instituto evaluador de la “calidad” educativa y, desde la conducción de UTE-Ctera (Lista Celeste), mantuvo una tregua mientras se desarrollaban los ataques.

En continuidad con ello, hoy las escuelas en lucha contra la Secundaria sin Futuro solo son apoyadas por el Frente de Izquierda, y por las representaciones sindicales de las que forman parte varios de sus referentes, como en Ademys. Las organizaciones del FIT-U impulsan en la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB) secundarios una lucha a fondo por la educación sexual, laica y científica y el aborto legal y la ocupación de las escuelas frente al avance de las reformas antieducativas, mientras su conducción kirchnerista boicotea las instancias de organización por aquellos reclamos y aísla a los colegios que resisten la implementación de estos ataques. Y defiende la anulación de la Unicaba, que el candidato Matías Lammens ha eludido mencionar.

La promesa del Frente de Todos de “honrar los compromisos” de deuda supone la continuidad del régimen del FMI, algo incompatible con los más elementales reclamos educativos. Por eso el programa del FIT-Unidad plantea la ruptura y no pago de la deuda externa junto a las reivindicaciones inmediatas, como el aumento de presupuesto educativo, la construcción de escuelas y jardines, boleto educativo, anulación de reformas antieducativas, salario docente equivalente a la canasta familiar por un cargo, aplicación efectiva de la educación sexual bajo control de centros de estudiantes, sindicatos y organizaciones de mujeres, entre otras medidas de fondo como la nacionalización del sistema educativo, laico, gratuito.

El curso de la crisis de la mano del FMI y su impacto en la educación preparan nuevas luchas para enfrentar el ajuste, que se verán fortalecidas reforzando un campo de independencia política junto al Frente de Izquierda-Unidad.

En esta nota:

Compartir

Comentarios