fbnoscript
24 de octubre de 2019

El pueblo chileno nos marca el camino

Desde la agrupación de mujeres Revolución o Barbarie de Bolivia, nos sumamos al grito de denuncia internacional contra régimen de Piñera en Chile, pichón de la dictadura pinochetista, que hoy está masacrando con los mismos métodos fascistas al heroico pueblo chileno que se resiste al ajuste capitalista.

Nos solidarizamos con la lucha de las y los explotados de Chile, contra el gobierno pupilo del imperialismo yanqui, que se presentaba como ejemplo de progreso capitalista, creando la ilusión de que se puede vivir en un oasis bajo el capitalismo. Sin embargo, el estallido del pueblo demuestra la tremenda desigualdad reinante. El 1% más adinerado del país se quedó con el 26,5% de la riqueza en 2017, mientras que el 50% de los hogares de menores ingresos accedió solo al 2,1% de la riqueza neta del país” (Datos Cepal).

¡Que la crisis la paguen los capitalistas!

Cuando hay familias de bajos recursos que pueden gastar casi un 30% de su sueldo en transportarse, la subida del pasaje del metro, un medio de transporte del pueblo trabajador, es la gota que rebalsó el vaso e hizo estallar la bronca del pueblo chileno, que viene sufriendo en el cotidiano y durante décadas los impactos del sostenimiento de un régimen económico capitalista, herencia de la dictadura. El mismo que ha capitalizado y privatizado los servicios más básicos como la educación y la salud y que se ha mantenido intacto bajo todos los gobiernos de turno.

En medio de la crisis capitalista mundial el gobierno chileno pretende agudizar sus medidas de salvataje a los ricos y cargar sobre las espaldas de su pueblo esta crisis. Esa es la receta imperialista para toda América Latina. Nos oponemos a que la crisis la paguen los trabajadores. ¡Que la paguen los capitalistas! ¡Y fuera imperialistas de Chile y América Latina!

¡Fuera milicos de las calles! ¡Cesen la represión contra el pueblo!

La juventud, hija de los trabajadores, concentra hoy la herencia de lucha de sus madres y padres que combatieron la dictadura de botas. Hoy, ambas generaciones son víctimas de la dictadura del capital y de una represión atroz en plena vigencia de la democracia burguesa.

El gobierno para intentar contener las multitudinarias movilizaciones ha dictado el toque de queda y ha sacado a los militares a las calles, que junto a la policía quieren con terror desmovilizar al pueblo. Como mujeres de un pueblo que también es víctima de las medidas capitalistas y represivas de su gobierno, el de Evo Morales, nos solidarizamos con la lucha en unidad que está sosteniendo el pueblo trabajador chileno. Celebramos a los hijos que luchan por sus madres, padres y abuelos y a los padres que salen en defensa de sus hijos reprimidos, desaparecidos, asesinados (15 oficiales) y de sus hijas violadas, manoseadas y torturadas. Aplaudimos el llamado a los trabajadores a entrar en huelga desde los trabajadores portuarios y mineros de La Escondida.

Repudiamos la represión y el horror que Piñera siembra a través del aparato de represión del Estado. Nos manifestamos por el cese de esta represión y la expulsión de los milicos de las calles.

“No son treinta pesos, son más de treinta años”

Como dicen los movilizados en Chile: “No son treinta pesos, son más de treinta años”. Y es que la movilización ya no es sólo el rechazo a la subida del pasaje, es el rechazo a una educación y salud privatizada, el rechazo a una renta de vejez capitalizada, el rechazo a las heladeras vacías y al endeudamiento eterno que condena incluso a las generaciones que no han nacido todavía; el rechazo a la violencia patriarcal y al incremento de los feminicidios, el rechazo a todo un sistema opresivo y explotador.

Hoy es el pueblo chileno, los estudiantes, las mujeres, los trabajadores, obreros e indígenas los que nos marcan el camino y los métodos de lucha a los explotados de América Latina, para luchar por el un verdadero oasis para los explotados.

La lucha por educación y salud gratuita y de calidad, por trabajos dignos y sin barbarie capitalista esta en las calles y será arrancada barriendo no sólo con los gobiernos “democráticos” -que para sostener al capital no dudan en aplicar los métodos de las dictaduras fascistoides- sino también barriendo con el régimen de explotación social.

Exhortamos al pueblo chileno a resistir de manera organizada y a profundizar en los métodos de lucha de la clase obrera, a superar a sus dirigentes burócratas y cómplices y a poner en sus manos explotadas el destino de su felicidad.

¡Abajo la represión y el toque de queda!

¡Libertad a todos los detenidos!

¡A la huelga general hasta sacar a Piñera!

¡Por la Unidad socialista de América Latina!

Agrupación Clasista de Mujeres Revolución o Barbarie

Cochabamba, octubre de 2019.

En esta nota:

Compartir

Comentarios