fbnoscript
25 de octubre de 2019

Subte: la propuesta de Metrovías y SBASE no es un plan de desabestización

Por Corresponsal
Agrupación Naranja del Subte

El cuerpo de delegados de la AGTSyP suspendió el paro que se iba a cumplir el miércoles 23, que había sido convocado ante la falta de respuesta de la empresa y el gobierno porteño sobre el programa de desabestización del subte. La suspensión se basó en la presentación por parte de Metrovías y SBASE (Subtes de Bs. As. Sociedad del Estado) de un texto con diferentes puntos relacionados con la peligrosa contaminación con esa sustancia. Se resolvió que las asambleas de sector consideren la propuesta patronal para decidir en un plenario los pasos a seguir – y no como interpretaron los medios que “se llegó a un acuerdo”.

El texto en cuestión está muy lejos del plan general de desabestización que corresponde a una emergencia sanitaria como esta, donde 13 trabajadores de los talleres Rancagua tienen lesiones pulmonares irreversibles por el contacto con el contaminante, sobre 180 estudiados por especialistas.

La propuesta patronal incluye la toma de muestras de las formaciones marca Nagoya, pero excluye las Fiat, General Electric, Siemens, cuyo estudio había sido solicitado por la parte gremial. Tampoco fija las fechas en que deben presentarse los resultados de esos análisis.

Además, evitar establecer un mecanismo para acelerar el chequeo médico del personal, derivando la responsabilidad a la ART. Pero al ritmo actual de 40 personas examinadas por semana, abarcar a los 4.500 trabajadores llevaría casi 2 años y medio, con la incertidumbre sobre el daño generado en su salud. Exigimos al gobierno de la Ciudad que se haga cargo y a través de Salud Pública habilite los centros médicos que sean necesarios. Este supuesto plan tampoco prevé la inclusión inmediata de la totalidad del personal al RAR (Relevamiento de trabajadores expuestos a Agentes de Riesgo), como corresponde a un ámbito que se presume contaminado en su conjunto.

Sobre la renovación de flotas por formaciones libres de asbesto, SBASE declara que “está buscando financiación para la renovación de la flota de la Línea B”, y que tiene en estudio pliegos de licitación para la Línea C. No hay fechas, plazos, ni características.  Tampoco plan alguno sobre el resto de las líneas, ¡cuando está en juego la salud y la vida de trabajadores y usuarios!

A su vez, el texto no dedica una palabra sobre temas tan sensibles como el testeo de la contaminación en túneles, o sobre la instalación de las “burbujas” para el reemplazo de piezas por la empresa especializada. Lo hecho en esa materia fue vetado y suspendido por los trabajadores, por no reunir las mínimas condiciones técnicas necesarias.  

La “propuesta” de Metrovías y ESBASE no califica para ser un plan de desamiantación mínimamente serio, es solo una maniobra para ganar tiempo. Los avances que ha habido en este proceso, empezando por el reconocimiento de la contaminación, se deben exclusivamente a la lucha de los trabajadores, y en particular de los sectores que impusieron la abstención en tareas sobre materiales peligrosos.

La conducta que corresponde es rechazar el texto y reclamar que se concreten de verdad las soluciones, con precisión de acciones, fechas y plazos. Y a la luz de la respuesta se debe retomar la consideración de las medidas de acción –que deben ser generales y efectivas- que correspondan a esta verdadera tragedia sanitaria en curso. Los sectores que comenzaron la retención de tareas y por distintas razones la suspendieron, deben retomarlas. Y la AGTSyP debe garantizar la formación de las Comisiones obreras de Seguridad e Higiene en los sectores –no comisiones mixtas- con potestad de suspender toda tarea que implique peligro, verificado o en grado de sospecha.

En esta nota:

Compartir

Comentarios