fbnoscript
25 de octubre de 2019

“Las reincorporaciones en el INTI muestran la importancia de las agrupaciones clasistas”

Entrevista con el delegado Daniel “Pollo” Luna, reinstalado definitivamente este viernes por la justicia.
“Las reincorporaciones en el INTI muestran la importancia de las agrupaciones clasistas”

Foto Sergio Santillán Ojo Obrero Fotografía

A fines de enero de 2018, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial fue noticia por un ataque brutal contra sus trabajadores: 258 científicos y técnicos habían sido despedidos por parte de la gestión que desde 2015 encabeza Javier Ibañez, un funcionario de larga trayectoria en el macrismo cuyo registro público más conocido lo tenía revoleando un cinturón en un enfrentamiento de barrabravas. El INTI mantuvo durante todo ese verano una gran repercusión pública, no solo porque allí se expresaba con fuerza una política generalizada de ajuste y privatización, sino ante todo porque sus trabajadores le hicieron frente al ataque con una medida histórica: 47 días de ocupación en el Parque Tecnológico Miguelete, el predio principal del organismo situado en el noroeste bonaerense.

En los meses transcurridos desde entonces, estos estatales han continuado dando batalla por las reincorporaciones y en defensa de su organización sindical, logrando la reinstalación de unos 25 compañeros. Con un gran episodio en el camino: la combativa Lista Naranja, cuyos miembros habían sido despedidos en su totalidad por la trayectoria de lucha en el organismo, ganó a fines de ese año la Junta Interna del INTI. Esa Junta es la que destacó hoy en un comunicado “una nueva victoria contra la patronal y la burocracia sindical”: merced a una resolución judicial, Daniel “Pollo” Luna, referente del activismo en el INTI desde que comenzó a trabajar allí en 2005, fue hoy reinstalado definitivamente en su lugar de trabajo.

Prensa Obrera dialogó con el “Pollo” sobre el recorrido de lucha de estos años, la actualidad de la pelea por las reinstalaciones y los desafíos para los trabajadores para después de las elecciones.

¿Cuándo se resolvió tu reinstalación?

Hubo dos fallos. Uno de primera instancia en febrero, que el INTI apeló. Gracias a la intervención de la diputada Romina Del Plá [del Partido Obrero-Frente de Izquierda], la Cámara de Apelaciones no durmió el expediente, y dio un fallo de segunda en el mismo sentido hace unos 30 días. El INTI volvió a apelar con un recurso extraordinario, pero el tribunal lo rechazó y ordenó esta semana la reinstalación.

¿Cuántas reincorporaciones se lograron hasta ahora?

Por fallos de la justicia y otros procesos, entre 25 y 30. Mayormente vinculados a delegados, de la Naranja y de otras listas. Hace un mes hubo uno muy importante de un compañero muy activo de la Naranja, Germán Posse. Lo que es clave es que la justicia sigue teniendo en cuenta este reclamo, luego del acampe. Junto a la lucha, hubo toda una estrategia por parte de Del Plá, que logró la adhesión de muchos bloques por las reincorporaciones e incluso, en el caso de Germán y mío, se entrevistó con los camaristas de Apelaciones y les presentó el pronunciamiento de ella y otros diputados.

¿Cómo valoran esto desde la Naranja?

Es un refuerzo para la lucha por la reinstalación de todos los compañeros que faltan, que son entre 150 y 200. El lunes vamos a una asamblea muy importante junto a la Comisión de Despedidos, y el punto principal va a ser desarrollar la campaña por este reclamo. La resolución también es un aporte a la organización, ya que la existencia de la Naranja nos permitió revertir un cuadro donde estaba toda la agrupación despedida, organizar la lucha en los peores momentos. Ganamos la Junta Interna y ahora estamos luchando por todos.

Cuando se eligió la junta, hubo un intento de impugnación de la elección por parte de la Lista Verde, que dirige ATE Nacional. ¿Cómo siguió eso?

La Junta Interna de la Naranja cuenta con el reconocimiento no solo de los afiliados, sino del conjunto de trabajadores. El reconocimiento de la seccional Capital es pleno; formamos parte del grupo de secretarios generales, somos convocados, recibimos la cuota sindical todos los meses. Sobre la impugnación que mencionás, hace unos 20 días tuvimos una primera resolución judicial favorable.

¿Cómo fue la situación de los estatales en estos años?

Durante la gestión de Macri, hubo 35 mil despidos en el Estado nacional. Y ATE aisló las luchas que se fueron dando para enfrentar esta situación. Ahora, esta conducción se puso la camiseta del Frente de Todos, con lo que repite el seguidismo al gobierno de turno, que finalmente es el que aplica el ajuste. Por eso es fundamental la organización de los trabajadores en términos independientes y de lucha, en función de un programa claro que tenga como primer punto las reincorporaciones inmediatas de los trabajadores. Ternemos también el tema de las paritarias, el salario y las jubilaciones, ante el golpe que trae la escalada del dólar y toda la crisis económica que estamos pagando los laburantes.

¿Cuál es la perspectiva de su lucha bajo un gobierno de Alberto Fernández?

En el último mes y medio, todos los posibles funcionarios, que hoy son candidatos, firmaron su compromiso con las reincorporaciones, como punto de partida para discutir la situación de INTI. Nosotros vamos por eso. Desde ya que va a ser una lucha política, porque con un gobierno de Fernández sigue el acuerdo con el Fondo, el pago de la deuda y el ajuste que van a querer descargar sobre los laburantes. Por esto es clave la presencia y desarrollo de las agrupaciones clasistas, y de una política independiente en el movimiento obrero. Es lo que muestran las reinstalaciones conquistadas en el INTI.

En esta nota:

Compartir

Comentarios