fbnoscript
28 de octubre de 2019

Neuquén: histórica derrota del MPN y consolidación del FIT-U

El Frente de Izquierda-Unidad se ubicó cuarto para legisladores nacionales, con un 5,5%.
Por Corresponsal
Comité Regional Neuquén

En línea con las Paso de agosto, en los comicios del 27 de octubre los candidatos a senadores y diputados nacionales del Movimiento Popular Neuquino (partido de gobierno provincial) quedaron terceros y no conquistaron ningún cargo en disputa. Incluso se da el hecho histórico que el MPN, por primera vez desde su creación en 1961, se quedó sin bancas en el Senado. Actualmente tiene dos, una de las cuales ocupa el secretario general del sindicato petrolero, Guillermo Pereyra, quien por su ligazón con el macrismo en el tema Vaca Muerta presidía la comisión de Energía. Mientras fanfarroneaba con que había repartido 200.000 boletas del MPN, el burócrata optó por coquetear con la fórmula Fernández-Fernández y decretar un paro de 12 horas para garantizarse el voto de los petroleros, pero volvió a fracasar estrepitosamente.  Incluso perdió en Añelo, la capital de Vaca Muerta.

Pero mientras el MPN como partido ha sufrido esta derrota, dos candidatas de sus filas han accedido a bancas en el Senado como extrapartidarias: Silvia Sapag, con el Frente de Todos, y Lucila Crexell, con Juntos por el Cambio. Una vez más el MPN juega de colateral de las variantes nacionales, lo cual desmiente su latiguillo de que representa “la neuquinidad”.

La victoria del Frente de Todos (35,59%) para legisladores nacionales fue apenas de tres puntos por encima de Juntos por el Cambio (32,38%), aunque a nivel presidencial la diferencia se estira a diez puntos (47,67% a 37,37%). La lista de Juntos por el Cambio en la categoría a senadores llevó en la boleta al fallecido Horacio Quiroga, que por tiempos legales no pudo ser remplazado. Este hecho inédito fue utilizado como un plus por el armado macrista en Neuquén, para obtener una mejor votación.

El Frente de Izquierda-Unidad superó en legisladores nacionales a Consenso Federal, ubicándose cuarto, con 5,5% de los votos para diputados y 5,05% para senadores. Mantuvo en términos generales la votación de las Paso, llegando al 6% en el conglomerado de la Confluencia, donde vota la mayor porción de la población neuquina. En la zona de Neuquén Capital, el FIT-U llega al 7%. Estamos en presencia de una clara consolidación de los votos a la coalición, que desde la primera elección en el mes de marzo, pasando por las Paso y las elecciones de la capital, mantiene un caudal de votos muy importante.

Ultimo quedó Consenso Federal, cuyos candidatos a diputados son de Libres del Sur, confirmando el hundimiento del centroizquierdismo registrado en las elecciones provinciales de marzo pasado y en la reciente elección de la Capital, donde fueron en la lista de Cambiemos.

La campaña del PO

Centrado en los planteos de que la crisis la paguen los capitalistas, la nacionalización de la banca y el comercio exterior y de toda la industria energética bajo control obrero y la ruptura de los pactos con el FMI y el no pago de la deuda externa fraudulenta y usuraria, las y los candidatos del Partido Obrero recorrimos la provincia y volanteamos los portones de la petroleras, y se constituyeron nuevos núcleos partidarios e inauguramos los locales de Andacollo y Plottier en plena campaña.

Pusimos mucho énfasis en la salida de fondo para Vaca Muerta y la lucha por la anulación de la flexibilizadora adenda petrolera, así como por los Comités de Seguridad e Higiene en los yacimientos.
Como en las Paso, el Polo Obrero jugó un gran papel y fue un factor de movilización y lucha. El corte de ruta de una semana en Zapala en durísimas condiciones climáticas o el bloqueo de las bases petroleras en Neuquén, son dos muestras de ello.

La movilización en apoyo a la rebelión en Chile o la defensa de la ocupación en el barrio Confluencia, duramente reprimida por la policía provincial en varias oportunidades, fueron ejemplos de una campaña militante.

Nuestro saldo organizativo es positivo, lo cual se evidenció también en una mayor movilización de  fiscales de una periferia, en relación a las PASO.  Hemos defendido las dos bancadas en la legislatura provincial, asumiendo Patricia Jure el próximo 10 de diciembre, y obteniendo una nueva bancada en el Concejo Deliberante de la capital.

Tenemos por delante una gran movilización para cuando se produzca la audiencia por el juicio a nuestra compañera Patricia Jure por enfrentar la reforma previsionales; las elecciones a consejeros escolares en el gran sindicato de trabajadores de la educación; la lucha del Polo Obrero contra la carestía y las elecciones universitarias, donde la UJS integra como vicepresidencia la pelea por retener el centro de estudiantes de Humanidades.

Las nuevas batallas encontrarán al PO de Neuquén fortalecido y expandido.

En esta nota:

Compartir

Comentarios