fbnoscript
29 de octubre de 2019

PAMI paralizado

Por Aurora Cividino
Plenario de Jubilados

Desde hace una semana el sistema de PAMI está caído a nivel nacional. Esto implica un gran padecimiento para miles de afiliados y jubilados, ya que producto de esto quedaron sin efecto centenares de prestaciones. No se emiten recetas de medicamentos, ni recetarios de prácticas médicas, ni de internaciones. Tampoco se renuevan las autorizaciones para los geriátricos.

La parálisis de PAMI obliga a que los jubilados tengamos que pagar los medicamentos con nuestro magro haber jubilatorio, en el mejor de los casos, o directamente a interrumpir  postergar tratamientos, con las consecuencias de ello sobre nuestra salud. 

La gran preocupación de los jubilados es qué se hace con el dinero que ahorra el PAMI al no garantizarnos las prestaciones que nos corresponden. El titular de la institución, Sergio Cassinotti, -hombre que cuenta con el visto bueno del peronismo- habilitó el uso que da el gobierno a estos fondos, para pagar la deuda externa y financiar la fuga de divisas.

La política antijubilatoria no es una exclusivamente macrista. El desprecio a los jubilados tiene su mayor expresión en las reformas previsionales que apuntan a desvincular nuestros haberes del salario y convertirlos en una pensión asistencia. La reforma impositiva para eximir de cargas sociales a las patronales agravará el desfinanciamiento que sufrimos los jubilados. Esta es la agenda que la clase capitalista y el FMI podrán sobre la mesa del pacto social que se encuentra tejiendo el nuevo gobierno de Alberto Fernández. 

La parálisis del PAMI amerita una movilización urgente, para garantizar la cobertura total y poner fin al vaciamiento. Para eso, tenemos que pelear por poner al PAMI bajo control de los trabajadores y jubilados, para evitar que siga siendo utilizada como caja auxiliar para rescatar a los especuladores.


 

En esta nota:

Compartir

Comentarios