fbnoscript
30 de octubre de 2019

Comodoro Rivadavia: proponen impuesto sobre la nafta para arreglar las calles… que destruyen las petroleras

El municipio de Comodoro Rivadavia, históricamente alineado con el kirchnerismo y ahora con el Frente de Todos, ha ingresado en el Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para la creación de una “tasa vial”.

El proyecto establece el cobro de un 2% adicional sobre el litro de combustible (nafta o gasoil) que se adquieran en las estaciones de servicio de la ciudad, aplicándose sobre el neto de impuestos. Los fondos recaudados con dicha tasa, que se estipulan en unos 8 millones de pesos mensuales, serían destinados “a retribuir los servicios municipales de recuperación, conservación, modificación, mejoramiento y mantenimiento de la viabilidad de las calles y red vial destinada a la circulación vehicular en Comodoro Rivadavia”. El proyecto utiliza como ejemplo una ley sancionada en 2012 por la legislatura provincial cordobesa, que faculta al Poder Ejecutivo a modificar trimestralmente el monto de la tasa.

De esta manera, se afecta al conjunto de los usuarios para atender el mal estado de las calles y las rutas del ejido urbano de Comodoro Rivadavia (de los más grandes del país), cuando –como reconoció el responsable de recaudación municipal, Israel Cohen- los responsables  de esta situación son los más de 600 vehículos de carga pesada que recorren la ciudad diariamente, vinculados a la actividad petrolera.

El Partido Obrero y el Frente de Izquierda Unidad, que durante la campaña electoral ha tenido como una de sus consignas centrales “que la crisis la paguen los capitalistas”, rechaza de plano este impuesto a las naftas. Proponemos que esa cifra, tildada como “ínfima” por los presentantes, la paguen las petroleras como PAE, YPF, Tecpetrol, que no solo son las responsables directas del uso de las calles y las rutas de la ciudad, sino que además están acumulando ganancias extraordinarias en dólares, en el porcentaje del crudo que exportan, ante la fuerte devaluación post PASO (que aún no ha tocado techo en la transición Alberto-macrista). Más aún cuando las petroleras, a las que tanto el kirchnerismo como el macrismo garantizaron precios dolarizados,  reclaman ahora un naftazo de hasta el 20%.

La presentación del proyecto confluye con otras medidas antipopulares, como el aumento escalonado en el transporte público que anunció recientemente el intendente, que llevará el boleto de los 22 pesos actuales a 45 en abril. A su turno, la cooperativa de servicios de la ciudad, la SCPL, reclama un 60% de aumento en la tarifa eléctrica y del 35% en aguas y cloacas (mientras se instalan medidores individuales en todos los hogares para regular el uso de agua,  la cooperativa mantiene convenios preferenciales con las petroleras como Panamerican Energy).

En Comodoro Rivadavia han tenido lugar los piquetes de docentes y estatales, que durante más de 15 días afectaron la producción de las operadoras y señalaron que es en las ganancias de las petroleras, de Aluar y de los terratenientes donde están los recursos para salir de la profunda crisis de la provincia. En esta ciudad, donde más de 30 mil coparon las calles para repudiar la represión para-estatal del gobernador Mariano Arcioni ejecutada por la patota de la burocracia petrolera, no se puede dejar pasar este nuevo atropello.

¡Rechacemos este nuevo impuesto a las naftas! ¡Que las petroleras que saquean la provincia construyan sus propias calles y reparen las que diariamente utilizamos los trabajadores y trabajadoras!

Compartir

Comentarios