fbnoscript
30 de octubre de 2019

Romina Del Plá y Gabriel Solano en la Chile rebelada

“El reclamo de que se vaya Piñera unifica a todos los sectores en lucha”, destacaron desde Santiago los dirigentes del Partido Obrero.

Reuniones con referentes juveniles, asambleas populares, encuentros con espacios políticos y sindicales, charlas y movilizaciones.

La agenda del legislador porteño Gabriel Solano y la diputada nacional Romina Del Plá viene bien cargada en Chile, adonde los dirigentes arribaron junto a un grupo de militantes del Partido Obrero-Frente de Izquierda para apoyar la rebelión popular y el reclamo de Fuera Piñera.

En la mañana del miércoles mantuvieron una reunión con dirigentes de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), seguida por otra con militantes y dirigentes de la organización Convergencia (que agrupa distintos grupos políticos y sindicales de la juventud).

La tarde combinó otros encuentros, como los mantenidos con integrantes del Partido Igualdad y con docentes, con la participación de los referentes en la masiva movilización que se desarrolla en Santiago de Chile (la capital del país) de trabajadores de diferentes sindicatos y jóvenes, en el marco de un paro general contra las políticas de ajuste del gobierno.

Desde esa marcha que fue de la Plaza Italia a la militarizada sede del gobierno, La Moneda, denunciaron las avanzadas represivas del Ejecutivo y destacaron que el reclamo de que se vaya Piñera unifica a todos los sectores políticos y sociales en lucha. En ese sentido, Solano señaló que los manifestantes “desautorizan con la continuidad de su lucha las maniobras políticas que se tejen en el Parlamento, que aúnan a todo un campo de fuerzas que va desde Piñera [que echó parte de su gabinete] hasta el PC, discutiendo salidas que suponen la continuidad del presidente y que no satisfacen ahora las reivindicaciones populares, planteando una negociación cuyo final es incierto”.

Por su parte, Del Plá señaló que “están tratando de echar lastre con nuevas medidas, incluso coqueteando con la convocatoria a una Asamblea Constituyente desde el propio gobierno, que introduzca algunas modificaciones leves en la Constitución pinochetista y acallar así este enorme movimiento, pero este movimiento sigue su curso y está más fuerte que nunca”. En contraste, los referentes del PO defendieron la perspectiva de una Asamblea Constituyente, libre y soberana, “para recuperar los recursos estratégicos, terminar con la privatización educativa y la salud y el negocio jubilatorio, y refundar Chile sobre nuevas bases”.

Para mañana están previstas otras numerosas actividades, entre ellas una charla abierta que darán sobre “La nueva situación latinoamericana” en la Librería Proyección, a metros de La Alameda.

Por el momento, cerraban la jornada participando de una concurrida asamblea popular en la comuna capitalina de Maipú, tras haber desplegado en las calles de Santiago la bandera del Partido Obrero. Solano registró el momento en un tuit, en el que señaló que “como siempre, [estamos] apoyando la lucha de los pueblos de América Latina y de todo el mundo”.

 

Compartir

Comentarios