fbnoscript
31 de octubre de 2019 | #1570

“Los papeleros de Kimberly Clark tenemos que ganar y dejar una perspectiva de lucha”

Habla el delegado Walter Relañez. El 1° se desarrollará un plenario con organizaciones solidarias
“Los papeleros de Kimberly Clark tenemos que ganar y dejar una perspectiva de lucha”

La lucha de los obreros ha recibido adhesiones nacionales e internacionales

A pocos días de alcanzar un mes de ocupación contra el cierre, los papeleros de Kimberly Clark realizaron el viernes pasado una nueva acción de lucha, con un corte en la autopista Buenos Aires-La Plata, reclamando la reapertura inmediata de la planta de Bernal, exigiendo a la patronal que pague los salarios adeudados (siendo que no ha notificado legalmente ningún despido), y reclamando por sus fuentes laborales al Estado. Este último, teniendo herramientas financieras y legales, aún no ha intervenido para garantizar la continuidad de la fábrica, pese a que los trabajadores vienen demostrando su viabilidad productiva.

Prensa Obrera entrevistó a Walter Relañez, delegado de Kimberly-Clark.

-A un mes de la ocupación, ¿cómo está el conflicto? ¿Qué ha sucedido en las últimas audiencias?

-Prácticamente coincide el mes de la ocupación con la fecha de las elecciones, y el resultado de las audiencias en la Secretaría de Trabajo prácticamente fue nulo. La Secretaría de Trabajo dejó correr el tiempo, se verificó que el procedimiento preventivo de crisis es trucho; el gremio, tanto la Federación del Papel como el sindicato, tomó el mandato de la asamblea de rechazarlo; también se verificó que el plazo de tiempo que habían puesto para que salga un dictamen del procedimiento preventivo de crisis no es tal.

El conflicto no está encuadrado, estamos en un limbo legal, digámosle así, donde Kimberly tampoco nos notificó legalmente el despido. No estamos desvinculados de la empresa, y es así que en la última audiencia, que fue la quinta, se le dio una semana más a Kimberly para que siga extorsionando a los trabajadores con retiros voluntarios que son un chantaje porque la empresa manifiesta que es un 50% más de lo que correspondería.

Pero incluso no es así, hacen el cálculo no sobre el salario conformado sino sobre el último tope indemnizatorio de convenio y acá tenemos compañeros con muchos años de antigüedad. Es un chantaje, el Ministerio de Trabajo le dio curso a esto y el conflicto no está administrativamente encuadrado en ningún lado.

-¿Cuál es el reclamo que levantan los trabajadores?

-El reclamo que venimos levantando desde el día cero es que el Estado debe tomar cartas en el asunto porque sabemos bien que estamos frente a un gobierno que se está retirando, haciendo las valijas, otro que está por tomar el mando, y el único que puede resolver este conflicto es el Estado mediante su Secretaría de Trabajo. Tal es así que nosotros, en una de las primeras audiencias, reclamamos que se encuadre el conflicto en reestructuración productiva, basándonos en la Ley 24.013. El Ministerio de Producción no le dio curso, dejó correr el tiempo. Quedó manifestado que lo iba a derivar a Secretaría de Legal y Técnica, pero se verificó con el gremio que no se avanzó nada.

En todas las iniciativas que estamos llevando adelante en nuestros actos, en nuestras agitaciones, entrevistas, en el corte del Puente Pueyrredón de hace una semana, en los actos frente a la Secretaría de Trabajo, le exigimos al Ministerio de Producción que se hago cargo.

-¿Cómo ha sido la campaña de pronunciamientos y las reuniones con las diferentes fuerzas políticas y sindicatos?

-En el transcurso de todas estas semanas recorrimos sindicatos de la zona (Camioneros, UOM Quilmes, Suteba, ATE) explicando cuál es la propuesta de salida de los trabajadores. También recorrimos los diferentes bloques políticos del Congreso explicando la problemática y nuestra propuesta, que es un plan productivo de los trabajadores para que esta planta reabra inmediatamente. La idea era interpelar al poder político con nuestra propuesta y logramos una gran repercusión tanto a nivel nacional como internacional: nos llegó la adhesión del sindicato Industriall Union, que agrupa a nivel mundial a los trabajadores de Kimberly Clark. La Federación del Papel también nos entregó la adhesión de la CGT por nuestro caso y para las diferentes fábricas que están con cierres como Ansabo en Solano o Acevedo en Avellaneda.

-¿Cuál es el ánimo en la fábrica? ¿Cuál es el rol de la comisión de mujeres?

-A un mes de toma sabemos que todo es muy sacrificado, dado el desgaste y la presión que ejerce el Estado junto con la patronal, extorsionando con los retiros voluntarios, o no pagando los salarios (porque lo hizo de una forma selectiva, a una porción de los trabajadores sí y a otros no). Gracias a los aportes de las diferentes agrupaciones, organizaciones políticas y diputados al fondo de lucha, pudimos solventar a los compañeros que no cobraron. El ánimo se mantiene firme, gracias también al pilar fundamental que es la comisión de mujeres que desde el día cero acompaña en todas las actividades y le da fuerza a esta lucha, colaborando también con sus iniciativas. Las compañeras fueron al Encuentro Nacional de Mujeres, estuvieron en el acto del Frente de Izquierda en la 9 de Julio explicando cuál es la salida de este conflicto, poniéndose a la cabeza de actividades muy importantes como la organización del Día de la Madre frente a la fábrica y participando de las movilizaciones, del corte de la autopista, del corte del Puente Pueyrredón bajo la lluvia, y eso es un espaldarazo muy grande para todos los trabajadores. Si uno se cae, lo levanta su compañera o viceversa, es un espaldarazo mutuo y muy importante.

-¿Cuáles son los pasos a seguir?

-En el transcurso de esta semana, seguiremos con actividades, recorriendo sindicatos, agrupaciones sindicales, invitando a que se sumen para que la ocupación de Kimberly triunfe, seguir construyendo la solidaridad para dar pelea a este monopolio yanqui, al que el Estado argentino y el gobierno antiobrero que se está retirando le habilita deliberadamente a hacer de las suyas,  metiéndose con años y años de nuestro trabajo en Kimberly. Gracias a la construcción colectiva y a la herramienta gremial de todos estos años la situación nos agarra mejor parados para enfrentar el cierre y esta es la diferencia con otros conflictos donde los trabajadores se encuentran con la fábrica cerrada cuando van a trabajar.

A nosotros la situación nos encontró discutiendo previamente en la agrupación cómo preparar la fábrica, mentalizar a los trabajadores que en cualquier momento Kimberly iba a anunciar algún plan de ajuste, alguna medida contra los trabajadores. Acá la diferencia es que  logramos construir, en doce años de actividad gremial y política, de formación de nuestros activistas, la fuerza para resistir a este gobierno y también para interpelar al gobierno que venga. Eso lo dejamos en claro, el gobierno que venga nos va a encontrar, no en nuestras casas, sino dando pelea por la inmediata reapertura de esta fábrica.

El norte que queremos marcar desde acá es la resistencia, la lucha obrera, porque los papeleros de Kimberly tenemos que ganar y dejar una perspectiva de lucha, de cómo enfrentar los cierres y despidos a todos los trabajadores del país. En este sentido, estamos construyendo un Plenario, para el viernes 1° de noviembre por la victoria de la ocupación de Kimberly, por la inmediata reapertura, que el Estado se haga cargo, contra los cierres y despidos, por una jornada nacional e internacional de lucha.
 

Compartir

Comentarios