fbnoscript
31 de octubre de 2019

La Plata: concentración en Tolosa contra los megaemprendimientos inmobiliarios en zonas verdes

En la mañana del 28 de octubre, a tan solo horas de haber terminado las elecciones, vecinos del barrio platense de Tolosa se concentraron en los terrenos ubicados sobre la Avenida Antártida Argentina y 528, en las cercanías del Distribuidor, para impedir la tala de árboles que estaba llevando adelante una cuadrilla conjunta operarios municipales y de una empresa tercerizada.

Se trata de un área de una hectárea y media, ubicada en un lugar de muchísima circulación, que fue rematado a precio de regalo por la provincia el año pasado y comprado por la inmobiliaria Dacal Bienes Raíces (un pulpo de la región), con el objetivo de construir un edificio de locales comerciales. La tala de árboles es el paso inicial para que la Municipalidad entregue limpio el terreno para que comience la construcción del megaemprendimiento. 
Tolosa es una de zonas más azotadas por las inundaciones en nuestra ciudad, y cuenta desde 2013 con una importante organización vecinal. Las asambleas se oponen a la privatización del espacio, para preservar esta área clave para la absorción de las lluvias. “Basta de cementar la ciudad”, es una de sus consignas.

Es una pelea contra la política del reelecto intendente Julio Garro (de Cambiemos), que se jacta de haber solucionado el drama de la inundaciones cuando en realidad viene de decretar la semana pasada una modificación del Código de Ordenamiento Urbano (COU) profundizando la entrega del suelo a la especulación inmobiliaria en favor de sus principales aportantes de campaña, como los Dacal. Esa norma habilita alrededor de 1.000 nuevas hectáreas para el uso urbano en lo que hoy es territorio productivo, crea 500 hectáreas de áreas en espera de urbanización alrededor del aeropuerto, y desvirtúa la reserva natural protegida del arroyo El Pescado así declarada por ley provincial.

Conscientes de que es una pelea que se gana en la calle, la Asamblea de Inundados de Tolosa, la Asamblea Vecinal de Barrio Norte y el Espacio de Inundados de La Plata convocan a un cacerolazo en el lugar el viernes 1, con las consignas “los terrenos de absorción no se privatizan” y “Tolosa no se vende”.

El Partido Obrero de La Plata -que desde la trágica inundación de 2013 estuvo junto a las asambleas vecinales- acompañó la concentración del lunes y volverá a apoyar la convocatoria. Es un reclamo que hemos recogido desde la banca del Frente de Izquierda en la Legislatura, donde Guillermo Kane presentó un proyecto de ley que establece la expropiación y la creación de una zona de esparcimiento. Al igual que sucede con una presentación análoga en el Concejo Deliberante, los bloques de Cambiemos y el peronismo bloquean su tratamiento. 

Ese bloqueo se debe a que ambas fuerzas políticas defienden el interés de los pulpos inmobiliarios. Finalmente, lo de Garro no es más que la continuidad de la política de Pablo Bruera, el intendente pejotista responsable de la inundación. Por eso solo el FIT-Unidad planteó durante la campaña y como parte de su plataforma la derogación del COU, y defendió esa posición en los debates de candidatos. El PO se pone a disposición de esta pelea de los vecinos por frenar la especulación inmobiliaria y en defensa de sus condiciones de vida.
 

Compartir

Comentarios