fbnoscript
4 de noviembre de 2019

De nuevo Motomel: enfrentemos las suspensiones y el intento de cierre patronal

La ensambladora de motos Motomel paralizó toda su producción en su planta de San Nicolás de los Arroyos, en el norte de la provincia de Buenos Aires, con el argumento de “enorme caída en las ventas”, y suspendió al 100% de los trabajadores.

Como ya hemos denunciado anteriormente, la firma lleva varios meses aplicando un ajuste a los trabajadores por la caída de la comercialización de los productos que ahí se ensamblan (motos y ciclomotores de diversa cilindrada).

Ya en el pasado mes de agosto habían sido afectados unos 60 trabajadores entre suspensiones, despidos y vacaciones obligadas.
Esto se agudizó en las últimas semanas dónde la patronal avanzó en nuevos despidos en el área de ensamble de autopartes.

Con el cierre de la planta y suspendiendo a todos los trabajadores con un salario al 50%, la patronal está descargando la crisis sobre la espalda de los trabajadores.

Motomel es una de las grandes firmas de la industria de motos y una de las cinco firmas que concentra el 80% de producción del país, que al mismo tiempo fue favorecida por el ministerio de producción teniendo una alícuota subsidiada. Lo cual sus ganancias en estos últimos años se han favorecido.

La complicidad de la UOM

Mientras la patronal agudiza el ajuste, la dirección del sindicato no ha convocado a ninguna acción, ni asamblea para preparar una respuesta de los trabajadores.
Cabe mencionar que Calo, actual secretario general del sindicato, apoyó explícitamente que las patronales avancen con la reforma laboral en el gremio y en el ajuste con despidos y suspensiones que vienen aplicando.
La UOM ha sido una pieza fundamental para hacer pasar el ajuste del Macrismo y hoy es unos de los gremios claves que se suma al "pacto social" que promete Fernández que va implicar congelamiento salarial ante los tarifazos y aumentos de precios que venimos sufriendo.

El Partido Obrero y la Coordinadora Sindical Clasista llaman a enfrentar las suspensiones y este cierre patronal que va implicar nuevos despidos y mayores ajustes.
La dirección de la UOM tiene que convocar de forma urgente asamblea en la fábrica y un plenario de delegados de la región para preparar una intervención de conjunto ante los despidos y suspensiones masivas que se agudizan en San Nicolás y la zona norte de la Provincia de Bs As.

Que se abran las cuentas de la empresa bajo control de los trabajadores.

Por la ocupación de toda fábrica que cierre o despida masivamente.

En esta nota:

Compartir

Comentarios