fbnoscript
7 de noviembre de 2019 | #1571

Actuemos ante los aumentazos y los despidos

El reloj está en marcha. Los trabajadores empezaron, en la propia transición, la experiencia respecto del régimen político que debuta el 11 de diciembre.

Porque la burocracia sindical, enteramente alineada al albertismo, declina todo reclamo ante el macrismo, y una clase capitalista que está arrasando con aumentos y tarifazos.

Hacen colchón de precios, y también colchón de despidos y suspensiones.

Además, siguen fugando capitales y presionando sobre el dólar.

Los ajustes desatan rebeliones populares en el mundo y, acá, muy cerca, cruzando la cordillera.

En un Chile que se levanta contra 30 años de explotación y coloniaje por parte de los gobiernos, sean derechistas como Piñera, o centroizquierdistas como Bachelet.

La combativa clase obrera argentina está tensa, y traicionada en sus luchas.

Pero, por sobre todo, expectante ante el nuevo poder político que votó en su mayoría.

La izquierda obrera y socialista tiene que ser un factor de organización de la lucha ante el pacto social que se trama al tiempo que construye una alternativa política.

Poniendo por delante la autonomía de los sindicatos del poder político patronal. Impulsando la independencia política de los trabajadores.
Reclamando y practicando democracia sindical.

Nadie ha votado un pacto social que congele nuestras demandas largamente postergadas: desde el hambre hasta el trabajo, pasando por
salarios, jubilaciones y planes sociales.

Y tenemos que ofrecer simultáneamente un programa de salida, ante la deuda, ante el saqueo, contra la superexplotación, contra la condena a ser una colonia del capital financiero y del imperialismo, contra la represión.

Un programa de los trabajadores, inmediato y de fondo. Pero también de lucha.

*Salario equivalente a la canasta familiar actualizado por inflación.
*Mínimo, vital y móvil de $35000 e igual mínimo jubilatorio.
*Paritarias libres, otorgamiento y respeto de las cláusulas gatillo. Defensa de la movilidad jubilatoria por índice de costo de vida.
*Duplicación del importe de los planes sociales y apertura de los mismos. Duplicación de la AUH.
*Doble aguinaldo para afrontar los aumentazos y tarifazos.
*Prohibición de despidos y reparto de las horas de trabajo sin afectar los salarios.
*Reincorporación de los despedidos estatales.
*Apertura de los libros y control obrero de los precios.
*No pago e investigación de la deuda pública. Ruptura con el FMI.
*Nacionalización de la banca, el comercio exterior y los recursos estratégicos, bajo control de los trabajadores.
*No al pacto social, autonomía de los sindicatos. Congreso de Delegados mandatados por las Bases de todos los sindicatos. Plan de lucha.

En esta nota:

Compartir

Comentarios