fbnoscript
11 de noviembre de 2019

Crece la organización en el Teatro Colón

Por Corresponsal

El día 1º de noviembre los trabajadores del Colón, al igual que otros muchos sectores de empleados del gobierno de la CABA percibieron sus sueldos con importantes quitas, entre $6.000 y $12.000 dependiendo las categorías. La utilización de bonos o la devolución de ganancias abultaron los sueldos municipales durante los dos meses anteriores, pero una vez realizada la elección en la ciudad, todo volvió a la normalidad. Los sueldos no cubren la inflación, y el gobierno ya declaró que no habrá bonos de fin de año. Amadeo Genta, el dirigente del gremio mayoritario Sutecba, que ya se ha fotografiado con Alberto Fernández, llega de manera anticipada al congelamiento salarial que se aplicara junto al pacto social que éste viene anunciando.

Durante las últimas semanas, los trabajadores del Teatro Colón han comenzado una nueva etapa en la organización gremial. Tanto los sectores escenotécnicos, artísticos, servicios auxiliares y administrativos han reactivado una experiencia abandonada por casi una década: la mesa de representantes. Esta instancia gremial da lugar a que las y los trabajadores -elegidos por sus compañeros de manera directa como representantes- vuelquen los reclamos de cada sector en una mesa en la que debe estar sentada la delegación gremial. El hecho de que estos sectores estén discutiendo y volcando toneladas de reclamos postergados, se debe a que una cantidad no menor de trabajadores han forzado a la delegación gremial de SUTECBA a abrir esta instancia de dialogo. 

La agenda de los trabajadores y la asamblea general en el Teatro

   Esta mesa de representantes cuenta con unos 30 compañeros que van rotando, pero que van manteniendo un pliego de reivindicaciones claro. 

-1º Recomposición salarial retroactiva a octubre: el presupuesto para el ente autárquico en este año de elecciones ha sido de algo más de $2.200 millones. Mientras que los aumentos salariales otorgados por el gobierno fue del 19%. Con el 10 % de ese gigantesco presupuesto se hubieran saneado todos los reclamos salariales.

-2º Apertura o concurso para los sectores que no lo han tenido: queda una gran cantidad de sectores del teatro donde no se ha convocado a los concursos abiertos, públicos e internacionales. Esta mesa reclama por ellos.

También por la gran cantidad de personal precarizado fuera de convenio con contratos de locación. Esto es una constante para el gobierno con más de 18.000 trabajadores precarizados,  y entre los que se encuentran como ejemplo los trabajadores de tránsito, que Larreta reconoció que no va a pasar a planta permanente con la excusa de haber firmado el pacto fiscal en sintonía con las ``gestiones eficientes´´ y el déficit cero marcado a fuego  en la agenda del FMI.

-3º No a la nueva carrera administrativa: esta nueva carrera de la cual los trabajadores vienen escuchando año tras año como un mantra y que ``significaría cuantiosas subas en los salarios´´ no es más que un chantaje y un elemento más, para dividir a los sectores. Bien caracterizada, una reforma laboral encubierta por sector. Directamente es el achatamiento escalafonario de los sectores escenotécnicos de 11 a 3 escalafones. Propone eliminarlos eligiendo conducciones y jefaturas con el dedo según el color de la dirección negando el sentido histórico y practico de los concursos y el perfeccionamiento en la labor que los trabajadores ganan a través de los años. Esto también significa que el trabajador  que tenga alguna queja o reclamo hacia la dirección puede ser removido de su puesto de conducción, a las claras es un elemento de disciplinamiento laboral. Los apercibimientos y sumarios también cobran relevancia en este sentido tanto como la revisión o evaluación de cargos. Una carrera contra los trabajadores.

Esta agenda es indudablemente la que traza las problemáticas de más de mil trabajadores del Teatro Colón. Los sectores técnicos en una asamblea de casi 150 compañeros, han votado esta agenda y marcan el camino de cómo organizarnos. Aún falta la decisión de los otros sectores por eso es necesario reforzar las reuniones sectoriales y elaborar pliegos reivindicativos de cada uno. Este puede ser el camino a una asamblea general de todos los trabajadores del Teatro que podría significar un salto cualitativo en la organización de los trabajadores.

 

Compartir

Comentarios