fbnoscript
14 de noviembre de 2019

En la Legislatura porteña, Solano denunció la complicidad del macrismo con el golpe en Bolivia

En su sesión de hoy, la Legislatura porteña aprobó una declaración en la que ‘manifiesta su preocupación por la ruptura del orden constitucional en Bolivia’, redactada por el bloque de Larreta. El Frente de Izquierda votó en contra de este pronunciamiento de los cómplices del golpe, que significa un blanqueo de los propios golpistas y de los apoyos recibidos por Trump, Bolsonaro y el mismo Macri.

En su intervención, Gabriel Solano aclaró que “no vamos a caer en la trampa de un debate leguleyo sobre si es o no un golpe de Estado. El que dice que no es golpe es porque es cómplice del golpe, porque lo apoyan y conspiraron con ellos, como quedó demostrado en la utilización del consulado argentino en Santa Cruz como base de operaciones del fascista Camacho. Se tienen que hacer cargo de apoyar un nuevo golpe de Estado en la región”, acusó.

“La razón de este apoyo es que quieren aplicar los mismos planes de ajuste que buscan imponer por la fuerza Trump, Bolsonaro y Piñera: la reforma laboral y la reforma previsional como acaba de suceder en Brasil” sostuvo el legislador del FIT, poniendo sobre la mesa que el contenido social de esta ofensiva es el disciplinamiento de la clase obrera que en América Latina se levanta contra quienes quieren descargar la crisis capitalista sobre las espaldas de los trabajadores, como muestran Chile y Ecuador.

Al finalizar, llamó a la unidad de los pueblos en la lucha. “Los pueblos de América Latina se tienen que levantar para aplastar el golpismo promovido por el imperialismo. Planteamos un paro general de la CGT, la CUT de Brasil, la COB de Bolivia y la CUT chilena. Del resultado de la pelea contra el golpe en Bolivia depende el futuro de los trabajadores de Latinoamérica”.
 

Compartir

Comentarios