fbnoscript
15 de noviembre de 2019

Chubut: Arcioni hace otra propuesta inaceptable a los docentes

Una vez más el gobernador Mariano Arcioni presenta a los docentes una propuesta que de superadora tiene poco y nada.  

Muchos factores pesan sobre el movimiento de lucha. Han pasado 17 semanas de huelgas en condiciones de aislamiento. La Mesa de Unidad Sindical (MUS), es repudiada por un gran sector estatal que percibe que no es una dirección a la altura de la lucha. Los tres paros nacionales aislados arrancados a Ctera fueron una respuesta tardía y acotada al ataque feroz que hizo el gobierno a la docencia, que incluyó represión, patotas, detenciones ilegales y que fue el marco de la trágica pérdida de Jorgelina y Cristina. 

La base docente sigue en pie de lucha, ha demostrado reservas extraordinarias de lucha, pero comienza a expresar un agotamiento. La propuesta anterior tuvo un rechazo de las regionales Sur, Noreste y Oeste, mientras que Este, Sureste y Noroeste votaron aceptación, aunque con tantas condiciones en muchos de los casos, que podría asimilarse a un rechazo. Finalmente la Junta Ejecutiva Provincial (JEP) asentó el rechazo a nivel provincial.

La nueva propuesta continúa postergando sin fecha el grueso de lo adeudado (salvo una primera cuota) y deja sin cambios el pago escalonado. El único cambio consistiría en que la fecha de pago de lo que nos deben desde julio ¡se adelanta dos días! El resto de lo adeudado continúa sin fecha de pago. Mientras tanto continúa el pago escalonado que fue uno de los grandes disparadores de este conflicto.

En cuanto a la recuperación de contenidos, esta vez se explicita que será sin mayor carga horaria para el docente, la docencia hizo bien en señalar que de lo contrario se trataría de un ataque al derecho a huelga sin precedentes. 

El gobierno expresa constantemente que no hay plata para los reclamos docentes, sin embargo estaría dispuesto a gastar millones en la implementación de un sistema de control biométrico. ¿Cómo se implementaría? Detrás de este ajuste están dispuestos a instalar sistemas electrónicos, pagos millonarios a empresas de software, cámaras de vigilancia. Grandes negociados por delante solo se explican porque el control biométrico es la llave para regimentar más aún a los trabajadores.

La regularización de nuestra obra social se mantiene con alambres, porque aún no está saldada la deuda histórica que tiene el gobierno y porque en la medida en que el gobierno puede hacer desvío de esos fondos, los trabajadores no tenemos ninguna garantía de contar con las prestaciones en su totalidad. 

La refacción de las escuelas debe ser seguida por la comunidad educativa que fue quien expuso el estado calamitoso, a través de decenas de ocupaciones de establecimientos y elevamientos propios que el gobierno continúa "analizando". No sólo necesitamos esas refacciones, la provincia necesita poner en pie más escuelas para atender las necesidades de la población.

La crisis educativa en la provincia es estructural y esta propuesta no brinda una solución de fondo. La docencia debe organizarse en forma independiente de los partidos políticos de turno para dar la batalla a fondo por el triunfo de esta lucha.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios