fbnoscript
15 de noviembre de 2019

“La OEA ha encubierto todos los golpes de Estado en América Latina”

Gabriel Solano en el acto del PO contra el golpe en Bolivia
“La OEA ha encubierto todos los golpes de Estado en América Latina”

Foto: Juan Diez @mr.j.ten

“Los golpistas no saben con qué pueblo se metieron”, dijo el legislador porteño y dirigente del PO, Gabriel Solano, en el acto en repudio al golpe de Estado en Bolivia.

Resaltó la masiva movilización antigolpista en curso y recordó que “el pueblo boliviano se levantó en el siglo XVIII contra la opresión española, en 1952 bajó con dinamita y destruyó un ejército golpsta; en 2003 puso el cuerpo, la vida”, contra el gobierno proimperialista de Gonzalo Sánchez de Losada.

“Tenemos que derrotar este golpe reaccionario, este golpe fascista”, dijo Solano.

Asimismo, señaló que “en la Legislatura se discutió el tema con gran mediocridad”, en una especie de divagación sobre si era o no era un golpe. “Al que dice que no es un golpe no voy a discutirle nada, es un encubridor y un cómplice”.

Por otra parte, responsabilizó a Mauricio Macri como cómplice del golpe de Estado. Y reclamó que se investigue la denuncia hecha por el ex embajador de la Argentina en Bolivia, quien dijo que el consulado argentino en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) fue utilizado como base de operaciones del golpista Luis Fernando Camacho. “Reclamamos una investigación independiente”, apuntó. También sindicó al presidente Jair Bolsonaro como responsable del golpe, señalando las reuniones de Camacho en el Palacio Itaramaty.

Denunció el rol de Trump en el golpe y cuestionó a la OEA,  “el ministerio de colonias” yanqui, como lo bautizó el Che Guevara. “La OEA ha encubierto todos los golpes de Estado en América Latina”, dijo.

También cuestionó al Grupo de Puebla, que reúne a sectores centroizquierdistas y nacionalistas del subcontinente, por sus llamados a la defensa de la “institucionalidad”. “Estos progresistas quieren cumplir la función de dejar pasar el golpe”, señaló.

Solano también hizo una referencia crítica al papel de Evo Morales y el MAS en el proceso.  “No es momento de renunciamientos”, dijo, sino de una lucha a fondo para triunfar y derrotar a los golpistas.

Con respecto a la situación chilena, Solano denunció el acuerdo nacional suscripto por Sebastián Piñera y referentes de la oposición para abrir curso a un proceso de reforma constitucional regimentado. Lo calificó como una tentativa de rescate de Piñera y de desvío de la rebelión.

A ello, le opuso el planteo de una asamblea constituyente libre y soberana, que exige como condición echar al gobierno actual.

 “La rebelión chilena debe pasar a la historia por echar a Piñera y por posibilitar el desarrollo de un partido obrero”, señaló Solano, que planteó la necesidad de una conferencia latinoamericana para derrotar el golpismo, para defender la lucha de los pueblos y por la unidad socialista de América Latina.

 

Compartir

Comentarios