fbnoscript
22 de noviembre de 2019

Acto en la embajada yanqui: las voces de la comunidad boliviana

Acto en la embajada yanqui: las voces de la comunidad boliviana

Fotos: Fede Imas y Natalia, Ojo Obrero Fotografía

El acto que protagonizaron el Partido Obrero y el Polo Obrero frente a la embajada norteamericana para repudiar la intromisión imperialista detrás del golpe reaccionario en Bolivia contó con la participación de una nutrida convocatoria de compañeros y compañeras de la comunidad boliviana, varios de los cuales pudieron expresarse desde el escenario.

La que abrió la jornada fue Daysi (Villa 20), quien manifestó que “hemos venido a hacer este acto repudiando el golpe […] La autoproclamada presidenta, para mí, no es presidenta”. Luego señaló la colaboración de Jair Bolsonaro y Donald Trump con los golpistas, para concluir exigiendo “Fuera de Bolivia y de Latinoamérica Trump y los Estados Unidos”.

Las palabras de la compañera encendieron los cantos entre la concurrencia, al grito de “¡Fuera, fuera, fuera yanquis, fuera!” y “¡Mesa, Camacho, los fachos al carajo!”

 

A su turno, le siguió Bianca (docente de Caballito), quien denunció que “somos víctimas de toda la injerencia de los yanquis, quienes privatizan nuestras tierras y extraen nuestros recursos naturales. Fuera yanquis de América Latina. Fuera el Fondo Monetario, que nos diezma todos los días”. Denunció que la masacre de Senkata (en que ocho manifestantes fueron asesinados durante el desalojo de una planta petrolera ocupada) no puede quedar impune y convocó a reforzar los Comités de Apoyo para derrotar el golpe en Bolivia.

La tercer oradora fue Regina quien se presentó como vecina de la Villa 20, boliviana y campesina, “orgullosa de mis raíces”. Ella señaló la necesidad de unirse, todo el pueblo, para hacerle frente al gobierno golpista: “Vamos a seguir hasta derrotar este golpe. La Wiphala se respeta, carajo!”.

Le siguió el compañero Osmar (Villa 20), quien denunció a la usurpadora Jeanine Áñez y su decreto asesino, que le ha costado la vida a decena de bolivianos. Manifestó que “este es el capitalismo. Los trabajadores tenemos que gobernar, no necesitamos al imperio. Tenemos que tomar conciencia”.

Luego, Julio (Villa 20) indicó que “tenemos esta convocatoria para decir basta a los que vinieron a avasallar nuestras riquezas”. Denunció el derramamiento de sangre del pueblo boliviano, que está siendo atacado brutalmente por el gobierno golpista. Y culminó reclamando ante los presentes “¡Jamás de rodillas, siempre de pie!”, en referencia a la lucha que sigue librando el pueblo boliviano.

Sonia (de Soldati), por su parte, inició su intervención manifestando su dolor, como mujer y trabajadora, ante los que sucede en Bolivia. Señaló que se trata de un golpe planificado, por lo que convocó a salir a defendernos, a luchar, expresar lo que el pueblo está sintiendo, que no hay razones para tener miedo. Mencionó que “el pueblo trabajador está pidiendo la renuncia de Jeanine Áñez: es una fascista, pisotea nuestras tradiciones y vestimentas”. Expresó que el pueblo se encuentra resistiendo en las calles y que nosotros desde acá le brindamos todo nuestro apoyo: “hemos tenido que dejar nuestros hogares a causa de gobiernos como este”. Y concluyó señalando que el imperialismo está interesado en los recursos naturales bolivianos, principalmente en las reservas de litio. 

Les siguió Patricia (Villa 20), quien comenzó preguntándose “¿Cuántos años nos han atropellado? ¿Cuántos años nos han pisoteado? ¿Cuántas guerras vivimos? Y la clase obrera siempre salió adelante. Es momento de que digamos basta!”. Terminó sus palabras indicando que los distintos pueblos de América Latina manifiestan su solidaridad con el pueblo boliviano contra el golpe: “Bolivia no está solo, Latinoamérica está con Bolivia […] Fuera el imperio de Latinoamérica”.

Quien concluyó esta rueda de intervenciones fue la compañera Nancy (Bajo Flores), quien comenzó señalando su repudio al golpe y a la autoproclamada presidenta Áñez, para luego manifestar “500 años hemos luchado para lograr la democracia. No nos tenemos que dejar atropellar por este gobierno”. También repudió el accionar de las fuerzas armadas por los asesinatos producidos en Bolivia y por la reciente represión al pueblo cuando se encontraba despidiendo a los bolivianos caídos en la represión. Terminó señalando que los golpistas no vienen a defender a los trabajadores, sino que vienen por los recursos naturales.
 

 

 

Compartir

Comentarios