fbnoscript
25 de noviembre de 2019

¿Sindicatos de Perón o para defender a los trabajadores?

Asamblea Ordinaria del Suteba Matanza

El miércoles 20 se realizaron en todos los distritos las asambleas ordinarias del Suteba, votando mandato para el XXXIII Congreso.

En La Matanza el resultado fue adverso a la dirección Multicolor. La Memoria y Balance provincial de la celeste se aprobó por 354 a 335 votos por el rechazo, y se impuso la política gremial de la celeste y sus satélites (la Néstor Kirchner – agrupación del PJ local-, Pc, y otras 13 agrupaciones) por 242 votos, a 190 de la Multicolor y 8 de la Azul y Blanca.

Con el impulso del triunfo electoral del Frente de Todos a nivel nacional y en la provincia, que tuvo a La Matanza como uno de sus  principales bastiones, la posibilidad de imponerse en la asamblea estaba planteada, sumando a eso el control del padrón que tiene la conducción provincial, con la que “ayudó” al momento político favorable, colocando como un objetivo el  desplazamiento de la dirección Multicolor en las elecciones de 2021. La asamblea demostró que la celeste necesita a las otras agrupaciones para tratar de concretar ese objetivo (aun así fracasaron en 2017 cuando la Multicolor fue reelecta). No dudaron en enterrar definitivamente cualquier rémora de autonomía, nuevo sindicalismo, o diferenciación con la CGT y los gordos, y con el aparato del PJ.

La coalición de agrupaciones docentes del Frente  de Todos, trató de imponer en el debate, actitud y cánticos, que el sindicato tiene que someterse al próximo gobierno. Por eso no mencionaron ninguna reivindicación defendida o a defender. Confunden adrede el triunfo electoral con haber enfrentado a Macri o  Vidal, cuando le han dejado pasar ataque tras ataque, incluso aislando la lucha de Moreno cuando se produjo el crimen social de Sandra y Rubén.

Sin disimulo, sus militantes menos refinados atacaron la rebelión popular de Chile en nombre de la irresponsabilidad por las víctimas que se producen, en lugar de denunciar la represión estatal de Piñera y reclamar su renuncia. El sindicato debe ser un “Frente de Masas” que articule la política educativa y social del próximo gobierno, o sea un brazo del aparato estatal, no una organización de defensa de los docentes y de la educación pública. La acusación a la Multicolor fue de “aislar” al distrito. Aislarlo de la pasividad provincial, luchando a partir de las seccionales multicolor.

La ruptura de la Azul y Blanca con la Multicolor

La asamblea termino de cristalizar un proceso anterior,  que  es la ruptura de la Azul y Blanca (PCR) con la Multicolor. Su integración política al FdT dio  un salto definitivo al firmar una política gremial seccional con el resto de sus agrupaciones, contrapuesta a la presentada por la Multicolor.

Aunque votaron en contra de la memoria y balance provincial, salieron a defender la orientación de someter al Suteba al gobierno de los Fernández, Massa y Kicillof. Sin embargo tuvieron un revés, porque a la hora de las mociones pretendieron imponerle el documento de política gremial provincial, y terminaron votando solos el documento que habían acordado. La NK también los dejó solos, luego de haber logrado su principal cometido: sacarlos de la Multi, y a la vez  bajarles el precio, los ocho votos obtenidos en soledad, no les augura un buen lugar en el futuro armado de la lista con que  intentarán desplazar a la dirección clasista del Suteba.

La salida de la A y B de la Multicolor es objetiva, provocada por ellos mismos, y de cara a todos los docentes. Esto permite abordar con claridad la nueva etapa. El apresuramiento con que otras agrupaciones pretendían precipitar una ruptura de facto, no contribuía a procesar la ruptura para el conjunto de la docencia combativa del distrito, que ahora pudo ser testigo de ese pasaje y sacar sus conclusiones.

La defensa de un sindicato independiente del gobierno y de lucha al servicio de los docentes: el desafío de la Multicolor

La Multicolor logró una importante movilización a la asamblea, a pesar de la enorme disparidad entre las agrupaciones. Tribuna Docente movilizó al  menos la mitad de los votos.

Un sector de la docencia matancera fue  plenamente consciente de la batalla política en juego, por eso el número importante de asistentes, quedando a sólo 19 votos en el momento “ideal” de la burocracia. No faltaron los docentes que votaron al FdT en las elecciones pero entienden que el sindicato tiene que defender a los docentes y no ser una oficina del gobierno, a la vez que cuestionan el rol de la dirección de Suteba y Ctera frente al macrismo.

En los días posteriores llegaron los mensajes de los que no vinieron, comprometiéndose a sumarse a la tarea de defender un sindicato clasista, que resuelve en asambleas y plenarios de delegados las medidas y acciones del sindicato.

Tribuna Docente se empeñará en defender y fortalecer el frente único antiburocrático que es la Multicolor, relanzándola en esta nueva etapa.

La cuestión de un sindicato independiente de los gobiernos de turno, que pueda actuar en defensa de los docentes y de las comunidades frente a los funcionarios,  y que pueda enfrentar el sometimiento de las organizaciones gremiales frente al Pacto Social de los FF va a ser la clave para la defensa del salario, las jubilaciones y el IPS, y las condiciones de trabajo contempladas en el Estatuto del Docente. Los acuerdos con el FMI que continúan aunque cambie el gobierno, están al acecho de estas conquistas.

Los sindicatos combativos son nuestra barricada.

Compartir

Comentarios