fbnoscript
25 de noviembre de 2019

Plenario de la Coordinadora Sindical Clasista del Chaco: un paso adelante

Se reunió el plenario de la coordinadora sindical clasista del Chaco, el pasado sábado 23, con la presencia de importantes delegaciones de más de 10 gremios, con el objetivo de debatir, a partir de las luchas importantes que atravesaron el año, el impulso al sindicalismo combativo en la provincia.

Participaron compañeros ferroviarios, docentes, docentes universitarios, de la construcción, de cultura, porteros de escuela, del tribunal de cuentas, de Sameep (empresa estatal de agua), de desarrollo social, entre otros. También participó del plenario el compañero Daniel “Pollo” Luna, dirigente de la agrupación Naranja de ATE y de la gran lucha del INTI por la reincorporación de todos los despedidos.

EL plenario sesionó en el marco político de las grandes rebeliones populares en América Latina: la lucha contra el golpe en Bolivia, el paro nacional en Colombia, la rebelión en Ecuador y la gran rebelión chilena contra Sebastián Piñera y el régimen pinochetista. En el informe de apertura, a cargo del “Pollo” Luna, este destacó cómo en un cuadro en el cual la burocracia de todos los gremios marcha a apoyar sin reservas el “pacto social” de Fernandez, las agrupaciones clasistas cobran un enorme valor, ya que sobre la base de un trabajo sistemático de preparación pueden transformarse en un canal de lucha por los reclamos frente al gobierno en la próxima etapa.

En casi 20 intervenciones, se desarrollaron todos los puntos de la situación de los trabajadores de la provincia. Se destacó especialmente el problema de los métodos de lucha para arrancar los reclamos: son los de la gran huelga general docente, con movilizaciones en toda la provincia; los de la lucha histórica de Cultura, con la ocupación del Instituto; los de los precarizados que recurren a las asambleas y la acción directa para imponer el pase a planta permanente.

Estos métodos chocan con la política de la burocracia sindical, que ha impuesto una línea de contención, que en gremios importantes fue funcional al macrismo. Los ferroviarios pusieron especialmente esta situación de manifiesto, describiendo como la burocracia de la Verde negocia los traslados de compañeros a otras provincias en forma cómplice con la política de Mauricio Macri de cierre de la línea. Hay una expectativa en los compañeros en la reapertura con Alberto Fernandez, pero esta no se obtendrá sin lucha.

Los compañeros docentes universitarios resaltaron el planteo de la Naranja contra la parálisis de la CONADUH luego de la gran huelga del 2018, mientras el salario docente no para de sufrir los embates de la inflación. Esta política funcional al ajuste de Macri en nombre de la paz social y de no entorpecer el recambio electoral es la antesala del pacto social que se viene con el PJ. 

Compañeras docentes resaltaron el planteo de Tribuna Docente, y las agrupaciones combativas, durante la gran huelga docente, de poner en pie un paro provincial contra el gobierno ajustador. Un planteo que fue rechazado por los gremios estatales, cuando podría haber puesto definitivamente al gobierno de Peppo contra las cuerdas y le hubiera dado una enorme fuerza al movimiento de lucha para arrancar todos los reclamos. En este cuadro de aislamiento, la huelga docente conquistó un aumento salarial con cláusula gatillo que de todas formas dejó pendiente la lucha por la recomposición salarial, que se reabrirá en 2020.

Jubilados y activos destacaron la importancia de la cuestión previsional, dado el vaciamiento de la obra social de la provincia, INSSSEP, que paga los seguros con atrasos, tolera el cobro del plus de la obra social y calcula a la baja el pago de las jubilaciones, de la mano del pago de adicionales no remunerativos a los activos. La contracara de esto es el vaciamiento por parte, por ejemplo, de la empresa de agua Sameep, que no deposita los aportes previsionales de sus trabajadores acumulando una deuda de 2000 millones de pesos, que en valores actuales superaría los 5000 millones. La consigna de la dirección de la ANSES por parte de trabajadores y jubilados tiene un rol central frente a esta situación.

Los trabajadores de la empresa Sameep también denunciaron la persecución del directorio contra compañeros del Sosch, mediante sumarios y sanciones como traslados o suspensiones. Es una situación que se repite en otras reparticiones. En el caso del Sosch (Sindicato de Obras Sanitarias del Chaco), las sanciones apuntan a quebrar a su dirección independiente, que estuvo en la calle denunciando las condiciones de trabajo precarias que llevaron a seis obreros a la muerte en los pozos cloacales y que fueron implacables en la denuncia de los desmanejos de la empresa por el directorio, que considera a la empresa del agua un botín para su fracción política. Por eso, el plenario se pronunció por el apoyo a la lista Blanca, 15 de mayo, en las próximas elecciones del gremio, en función de garantizar la continuidad de esta dirección independiente.

La cuestión de la lucha por la independencia política de los sindicatos fue central en el plenario. Se votó una iniciativa de cursos de formación sindical para formar nuevas camadas de compañeros y dirigentes a la tarea de organizar los reclamos y la lucha por sindicatos independientes del estado y la patronal.

Se resolvieron también importantes iniciativas: una campaña de apoyo a la lucha de El Litoral. El impulso al agrupamiento de compañeros para pelear el pase a planta de todos los precarizados. Una movilización el 30 de noviembre a la audiencia contra el aumento del boleto del colectivo en el gran Resistencia. Y, por supuesto, la movilización contra la violencia contra la mujer este lunes 25 de noviembre, en el marco de las rebeliones populares en Latinoamérica y de la lucha estratégica por conquistar el aborto legal.

El plenario de la coordinadora sindical clasista en el Chaco fue un importante paso adelante en la organización del sindicalismo combativo en la provincia.

Compartir

Comentarios