fbnoscript
26 de noviembre de 2019

La Universidad de La Matanza y el privilegio a las Iglesias Evangélicas en medio de las rebeliones latinoamericanas

Los días 29 y 30 de noviembre se realizará en la UNLaM el segundo festival Evangélico del año, esta vez organizado por ‘Noches de Gloria’ de las 300 Iglesias del Centro Familiar Cristiano (afiladas a ACIERA). El evento iba a realizarse, originalmente, en el predio de la Reserva Ecológica de Laferrere, espacio no reconocido como tal por el Municipio de Verónica Magario, quien ya había autorizado el ingreso de sectores evangélicos al predio y que generó un conflicto con los vecinos que se organizan en defensa del medio ambiente.

Finalmente, las autoridades universitarias dieron el visto bueno para que este multitudinario Festival se realice en el predio de la Universidad, dando un nuevo guiño al sector evangélico, un niño mimado del gobierno municipa. Lejos de destrabar un conflicto con los vecinos de Laferrere que luchan por una reserva natural, se profundizan los lazos de la UNLaM con sectores religiosos en un contexto político muy complejo, en el que las Iglesias están desenvolviendo un rol de contención de las masas .

¿Qué es Noches de Gloria?

Esta organización, fundada en 1999, tiene su sede en Estados Unidos e interviene en veinte países de Latinoamérica (incluidos Chile, Bolivia y Colombia) y en Europa. Según los datos que aparecen en su sitio oficial (nochesdegloria.org) han “capacitado” en los últimos veinte años a más de 60 mil voluntarios. Un dato contundente que refleja el avance que tienen en la región.

El estallido de las rebeliones en América Latina ha puesto de relieve cuál es el rol que juegan las Iglesias en este escenario tan convulsionado: desde la colaboración del sector evangélico en la asunción de Bolsonaro hasta la negación del Golpe de Estado en Bolivia por parte de la Conferencia Episcopal. Forman parte del entramado que garantiza el avance de la derecha y el imperialismo, en nombre de la pacificación. Estos sectores defienden y apoyan a los gobiernos que están a la cabeza de los planes de ajuste. Son enemigos declarados de reclamos que se vienen desarrollando mediante luchas masivas como el Aborto seguro legal y gratuito, la Ley de Educación Sexual Integral y el Protocolo ILE, que se encuentran en peligro, tras el avance de estos sectores con total aval de las mayorías parlamentarias de nuestro país.

La defensa de la Laicidad y las rebeliones, más que nunca

Desde La Comuna UJS venimos alertando sobre los vínculos de nuestra Universidad con las iglesias y señalamos el rol político de las instituciones religiosas y el Estado en el levantamiento de los pueblos. El movimiento estudiantil es protagonista de estos sucesos en Latinoamérica y se organiza junto a los trabajadores y mujeres para enfrentar a los gobiernos que, en conjunto con las patronales planifican un paquete de reformas que beneficia a los grandes capitales y empuja a la clase trabajadora al vacío. Ya sea a través de gobiernos neoliberales o Pactos Sociales, las Iglesias tienen un lugar privilegiado como elemento de contención para frenar cualquier intento de insurrección popular. Dicha contención se profundiza a través del espacio que diferentes sectores políticos habilitan para que éstas puedan operar como organismos del Estado, tal es el caso de la Sub secretaría de Culto inaugurada por Verónica Magario, quien asumirá la vice gobernación de la Provincia de Buenos Aires con un prontuario clerical que ha privilegiado al evangelismo, pero le ha dado la espalda al colectivo LGTB, negándole el cupo laboral travesti trans que solo formó parte de una falsa promesa para su campaña electoral. 

Dejar avanzar en las Universidades a quienes se han colocado del lado de los Bolsonaro y los Camacho significaría la colaboración para sepultar los reclamos que se desprenden de las rebeliones en curso. Por el contrario, desde todos los sectores educativos, es tarea primordial pronunciarnos en contra de este avance clerical, que pone en riego la laicidad de la educación pública y convierte a la Universidad en una sede para que las Iglesias, fieles colaboradoras de los Golpes de Estado y el ascenso de la derecha, puedan asegurar su rol de contención. 

Convocamos a todo el movimiento estudiantil matancero a apoyar las acciones que se vienen impulsando, desde diferentes sectores, para reforzar en las calles el apoyo a nuestros hermanos bolivianos y chilenos. Desde la UJS invitamos también a todas las fuerzas de izquierda a un gran pañuelazo en la puerta de la UNLaM el día miércoles 27 de noviembre a las 18:00 hs, convocado desde La mesa por el derecho al aborto de La Matanza. En defensa de una educación laica, científica y de calidad, por el triunfo de las rebeliones latinoamericanas y la ruptura de todos los pactos sociales que son la garantía del sometimiento a las políticas fondomonetaristas. 

Fuera la Iglesia de las Universidades

Separación de las iglesias del Estado y el Municipio.

Aborto seguro legal y gratuito y ESI ¡YA!

Viva la rebelión chilena.

Abajo el golpe de estado en Bolivia.

Compartir

Comentarios