fbnoscript
28 de noviembre de 2019 | #1574

XXXIII Congreso Ordinario de Suteba: total integración al PJ y al Estado

El 21 de noviembre se realizó el congreso ordinario de Suteba, en el que se votó la Memoria y Balance 2018/19 y la política gremial para 2020. El congreso sesionó en base a mandatos votados en asambleas seccionales vaciadas (menos de 200 personas en distritos con varios miles de afiliados, como General Sarmiento, Florencio Varela o Moreno).

El congreso fue abierto por Baradel, secretario general del Suteba. “Nuestro sindicato -dijo- ha hecho todo un enorme aporte a la derrota del neoliberalismo”, autofelicitándose por haber atado al sindicato y todos sus recursos al carro de los Fernández-Massa-Manzur y compañía. También defendieron el triunfo de Axel Kicillof como gobernador en la provincia de Buenos Aires, colocando al Suteba como apéndice del nuevo patrón de la provincia de Buenos Aires. No faltaron, tampoco, las conversas declaraciones de orgullo por el regreso a la CGT de los gordos.

El XXXIII Congreso de Suteba evidenció el regreso al PJ: “Había un problema principal y, en eso, las diferencias son secundarias” (Baradel).

Funcionarios

La directiva de Suteba sostuvo a todos los gobiernos, incluyendo al de Macri. La integración al PJ los recompensó con cargos en el gobierno albertista como nunca antes: diputados nacionales (Hugo Yasky), senadores provinciales (María Reigada), decenas de concejales, casi 50 consejeros escolares.

En defensa de ese interés social atacaron furiosamente a la Multicolor, y especialmente a Tribuna Docente y al Partido Obrero.

Nada para festejar

En septiembre último, un maestro de grado con la máxima antigüedad de 24 años cobró un salario de 32.367,35 pesos, 2.345,41 por debajo de la canasta de pobreza. Así, la cláusula gatillo que la Celeste pondera, cristaliza eternamente salarios de pobreza.
Tribuna defendió la reapertura ya de las paritarias y la puesta en marcha de un plan de lucha. Denunció los descuentos por días de paro, el incumplimiento de los 12 puntos de infraestructura para escuelas seguras y la continuidad de los sumarios a los directivos huelguistas, a pesar de que la paritaria decía lo contrario. En el período que involucra al asesinato laboral de Sandra y Rubén, las escuelas siguen tanto o más inseguras que antes. Los cuatro años de connivencia del Suteba con Vidal culminaron con un avance histórico contra la escuela pública y los derechos laborales.

América Latina

El golpe fascista en Bolivia y las rebeliones latinoamericanas, como las de Ecuador y Chile, también fueron parte de las polémicas congresales. La Celeste repudió el golpe de Bolivia en los términos de Alberto Fernández, dando por hecho su consolidación. Cuando los congresales de Tribuna reclamaron al congreso votar el llamado a un paro regional de todas las centrales sindicales latinoamericanas para derrotar el golpe, chicanearon con que era un “planteo intergaláctico”. La esposa de Piñera, seguramente, habría coincidido con la Celeste.

En cambio, Baradel utilizó el golpe en Bolivia para justificar resignar la lucha. “¿Van a haber cortes de ruta? ¿Movilizaciones?”, se preguntó. “¡Cuidado, compañeros! El ex canciller Cisneros dijo que lo de Bolivia se viene para la Argentina”. Igual que Morales y el MAS, pidió calmar los ánimos. Un planteo de parálisis que, además, aísla la rebelión del pueblo chileno, en sintonía con la orden de Alberto de abandonar las calles. Contra el planteo de Tribuna Docente y del PO de pugnar por la independencia política de las organizaciones obreras, exigió subordinación al nacionalismo burgués latinoamericano, impotente frente al imperialismo.

La Multicolor

Con matices, la mayoría de la Multicolor votó rechazando la Memoria y Balance, así como la política gremial con una declaración firmada por los Suteba de Matanza, Ensenada, Escobar, Tigre, Madariaga y Marcos Paz, que planteó: Fuera el FMI y el imperialismo de América latina, no al pacto social de Fernández y las direcciones sindicales, romper con el FMI, no pago de la deuda externa, plan de lucha para lograr la reapertura de las paritarias en diciembre por parte del gobierno entrante, salario igual a la canasta familiar indexado mensualmente, defensa irrestricta del estatuto docente, convocatoria a plenario provincial de delegados con mandato para organizar el plan de acción. La política gremial multicolor se definió por “un Suteba independiente del Estado, las patronales y del Pacto Social”.

La Multicolor ganó en todas sus asambleas, salvo en Matanza, donde la Celeste se impuso por una diferencia marginal de una veintena de votos, contando para esto con el desembarco de todo el aparato educativo del PJ local.

La Azul y Blanca (PCR), que dirige los Suteba de Quilmes y Berazategui, integró el Frente de Todos en las elecciones y rompió con La Multicolor. No votó con la Celeste, pero propuso una política gremial propia en apoyo al gobierno de los Fernández.

Más que nunca está planteada la defensa del frente único multicolor detrás de este programa de independencia política del Suteba respecto del Estado, las patronales y la burocracia sindical.

Por una nueva dirección en Ctera, sumate al Congreso Nacional de Tribuna Docente

Los intereses sociales que defienden los Fernández-Fernández más Massa chocarán rápidamente con las expectativas de las masas que los votaron. El destino de los conflictos obreros que se avecinan exige organizarnos para recuperar nuestras organizaciones de lucha.

Para poner en pie una política que permita recuperar Ctera, te invitamos a sumarte el 15 y 16 de febrero de 2020 al Congreso Nacional de Tribuna Docente.

Compartir

Comentarios