fbnoscript
28 de noviembre de 2019

Medidas de lucha en el Hospital Garrahan por condiciones laborales y salariales

Denuncian quirófanos sin aire acondicionado, operaciones a puertas abiertas, no reconocimiento de títulos y falta de elementos de seguridad.

En las últimas semanas los trabajadores de los sectores de instrumentación quirúrgica y de diagnóstico por imágenes del Hospital Garrahan vienen llevando adelante paros como parte de un plan de lucha que cuenta con el apoyo de la junta interna de ATE y de la Asociación de Profesionales de la Salud.

Estas medidas de lucha son necesarias por la desidia de las autoridades del hospital no solo hacia los trabajadores sino también hacia los pacientes pediátricos que allí se atienden.

Los instrumentadores denuncian que la mitad de los quirófanos están funcionando sin aire acondicionado desde hace dos años, con lo que se realizan operaciones con altas temperaturas y con las puertas abiertas, afectando las condiciones en las que los profesionales deben trabajar e incluso poniendo en riesgo la salud de los pacientes ante el riesgo infectológico que esta situación implica. Como señala una instrumentadora: “en la mitad de los quirófanos, al tener temperaturas que a veces llegan a los 32 o 33 grados, no podemos respirar prácticamente, se descomponen los compañeros, los pacientes levantan temperatura”.

Los técnicos de diagnóstico por imágenes denuncian salas en malas condiciones, equipos sin reparación y escasez de elementos de radio protección.

En cuanto a la problemática salarial el reclamo es por el reconocimiento de los títulos, no aplicado por las autoridades, como la licenciatura en instrumentación quirúrgica o en bioimágenes, lo que tendría un impacto directo en los sueldos. Al mismo tiempo, está planteada la necesidad de una recomposición salarial general, ante las reiteradas paritarias firmadas por debajo de la inflación. Los compañeros de diagnóstico por imágenes señalan, además, que las autoridades no realizan los aportes jubilatorios acordes al régimen especial con el que cuenta la especialidad, habida cuenta que se trata de una tarea que está definida como práctica insalubre ante la exposición a la radiación.

Los trabajadores ya definieron una profundización del plan de lucha para las próximas semanas. Desde la junta interna de ATE, junto con el apoyo a las medidas resueltas, plantean la necesidad de sumar a los trabajadores de todos los sectores del hospital a esta pelea, con un pliego que recoja todos los reclamos existentes y una asamblea y plan de lucha común sin distinción de afiliación sindical. La pérdida de poder adquisitivo de los salarios, el deterioro de la insfraestructura y las malas condiciones laborales son una consecuencia directa del ajuste sobre el presupuesto de salud y deben ser enfrentadas con una respuesta del conjunto de los trabajadores.

Compartir

Comentarios