fbnoscript
29 de noviembre de 2019

Closs, una designación que acentúa los rasgos derechistas del próximo gobierno

El ex gobernador misionero será vicepresidente del Senado. Alianza del nuevo gobierno con los aliados del macrismo

El Senado de la Nación  votó como vicepresidente de la cámara -tercero en la línea sucesoria presidencial-  al senador del Frente Renovador misionero, Maurice Closs.

Recordemos que el Frente Renovador, que acompañó las políticas de ajuste de Cambiemos -al punto tal de ser considerado por Macri como un ejemplo de co-gobierno-, e incluso jugó con boleta corta en las elecciones para no perjudicarlo, operó un veloz reacomodamiento a la luz del derrumbe electoral del macrismo. A esta naturaleza saltimbanqui y acomodaticia, el Frente Renovador le llama “misionerismo”.

Closs, un empresario ligado a la explotación de estaciones de servicios y de hoteles, es uno de los fundadores y hombres fuertes del Frene Renovador.

Como patrón tiene a sus trabajadores en condiciones precarias, con salarios bajos, pagos en cuotas y una alianza profunda con las burocracias sindicales, al punto tal de que cuando SOESGYPE - el Sindicato de Trabajadores de Estaciones de Servicios – hace paro, la misma burocracia garantiza que los trabajadores de las estaciones de servicio Petrovalle presten servicio.

Como político, Closs fue ministro de gobierno y dos veces gobernador de la provincia de Misiones desde donde sostuvo, en alianza con las burocracias sindicales y la Iglesia, salarios de miseria para los trabajadores, vaciamiento de la salud y la educación, corrupción en la obra pública y represión. Como legislador, Closs votó las políticas de ajuste del macrismo y además votó en contra de la sanción de la Ley de IVE (interrupción voluntaria del embarazo).

El nombramiento de Closs acentúa las características derechistas del próximo gobierno, que prepara un “pacto social” con la burocracia sindical y los empresarios para disciplinar los reclamos obreros.

Los trabajadores debemos enfrentar ese “pacto social” en ciernes y desarrollar un planteo propio de salida a la crisis, como la reincorporación de todos los despedidos, la ocupación de toda fábrica que cierre o despida, el salario igual a la canasta familiar, el reparto de las horas de trabajo sin afectar al salario y el control obrero de la producción. 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios