fbnoscript
4 de diciembre de 2019

Piquetazo nacional del Polo Obrero y el Frente de Lucha Piquetero

“No bajamos los reclamos, ni las banderas, ni con Macri, ni con Fernández”
Piquetazo nacional del Polo Obrero y el Frente de Lucha Piquetero

Fotos Valentina y Juan, Ojo Obrero Fotografía

El Polo Obrero y las organizaciones sociales y piqueteras  que integran el Frente de Lucha Piquetero, protagonizan en estos momentos una contundente movilización que arribó al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, ante el incumplimiento de los compromisos asumidos por el gobierno de Mauricio Macri, el crecimiento de la carestía y los anuncios insuficientes del próximo gobierno de Alberto Fernández.

Desde horas de la mañana, miles de desocupados se fueron concentrando en las cercanías del Congreso de la Nación para preparar la jornada de piquetes y movilización contra el hambre, la desocupación y la pobreza. Entre los principales reclamos de los desocupados se señala que el gobierno en retirada de Mauricio Macri no ha ejecutado la totalidad del presupuesto destinado a cubrir las necesidades alimentarias de los sectores más postergados, no han respondido al reclamo del aumento de los programas sociales- en un contexto de crecimiento de la desocupación y cuando se multiplican los cierres de los lugares de trabajo- y no se han manifestado respecto al reclamo de un bono compensador que sirva para paliar los efectos de la inflación en los escasos ingresos de los trabajadores desocupados.

Las organizaciones señalan que el aumento previsto por el próximo gobierno para abastecer de alimentos los comedores populares apenas alcanzaría a cubrir la escalada de la inflación del último periodo, pero que estaría lejos de satisfacer la realidad de una cifra de desocupados que fue creciendo al ritmo de la crisis económica y las políticas de ajuste y despidos. Entre las reivindicaciones más importantes reclaman la creación de puestos de trabajo genuino, a través de la reactivación de la obra pública, y la inversión en un plan de viviendas y obras destinado a satisfacer las necesidades populares.

La jornada fue precedida por los hechos ocurridos en la papelera Kimberly Clark, donde tres compañeros del Polo Obrero fueron detenidos durante un operativo policial ilegal que procedió al desalojo de la planta, que se encontraba ocupada por sus trabajadores en defensa de sus puestos de trabajo. Los compañeros fueron liberados a media mañana y concurrieron a la concentración piquetera junto a los papeleros de Kimberly Clark, denunciando el ilegal desalojo y exigiendo la continuidad de la fuente laboral.

 

La movilización de las organizaciones de desocupados realizó una primera parada ante las puertas del Hotel Bauen para solidarizarse con los trabajadores y trabajadoras que se encuentran resistiendo la orden de desalojo dictada por la justicia, que ordena devolver las instalaciones del hotel a los mismos propietarios que hace 17 años vaciaron la empresa y abandonaron a los trabajadores a su suerte.

En el acto organizado frente a Desarrollo Social, la movilización se hizo eco de otras peleas que están librando los trabajadores. Allí tomo la palabra Daniel Ruiz, del PSTU, obrero petrolero que estuvo 13 meses detenido por participar de las jornadas de diciembre de 2017 contra la reforma previsional. Saludó la acción y sostuvo que constituye “un mojón para lo que se viene, porque el pacto social no se puede hacer en base al hambre y la persecución. Después del 10 de diciembre tenemos que seguir en las calles todos juntos. ¡Vamos por la absolución de Arakaki, el indulto a Sebastián Romero, y la la libertad de los presos políticos!”. Luego tomó el micrófono Walter, de la Comisión Interna de Kimberly Clark, quien destacó que "es con la unidad de ocupados y desocupados que se enfrentan los despidos y los cierres de fábricas", y denunció que el gobienro de Maci "se despide a punta de pistola contra trabajadores que reclaman la constinuidad e la fuente laboral" tras haber actuado en complicidad con la patronal yanqui.

Luego hicieron uso de la palabra referentes de las distintas organizaciones sociales que confroman el Frente de Lucha Piquetero. Sobre el final, Eduardo Belliboni contrastó la gran jornada de lucha con la actitud de las “organizaciones que se jactaron de que si en Argentina no sucede lo de Chile, Colombia o en Bolivia contra el golpe, es gracias a su política de colaboración con el gobierno. Nos confiesan que fueron un elemento de la contención para evitar la rebelión popular, ¡pero no pudieron evitar el crecimiento del hambre y de la pobreza! El pacto con Stanley estuvo al servicio de esta política”. Y concluyó que, por eso, “la clave para el próximo período es la independencia política de las organizaciones sindicales y sociales. Hemos escuchado a dirigentes que declararon que no llevarán a Fernández los mismos reclamos que hicieron a Macri. Nosotros les decimos que no bajamos las banderas ni los reclamos, y defendemos esta unidad en el marco de la independencia para la lucha”.

Compartir

Comentarios