fbnoscript
4 de diciembre de 2019

Vamos por el paro nacional de todas las apps junto los trabajadores de Rappi

Está convocado para el 5, por iniciativa de los repartidores de Córdoba
Por Mica Lp
Agrupación de Trabajadores de Reparto

A partir de la iniciativa de los trabajadores de Glovo y de asambleas autoconvocadas de Rappi de la ciudad de Córdoba, que cuentan con el apoyo del sindicato de Cadetes de esa provincia, se convocó a un paro para el día 5 de diciembre. El llamado ha tenido una gran repercusión entre los trabajadores de las apps de distintos puntos del país, lo que preanuncia que la medida podría extenderse a nivel nacional.

Los repartidores cordobeses también convocan a una movilización para el 10 de este mes a las 15 horas desde Plaza de los Aros hasta las oficinas de Rappi en dicha ciudad, a replicar en otras ciudades del país. Con ese impulso, trabajadores de esa misma empresa en CABA también convocaron al paro del jueves 5.

Uno de los principales reclamos de los “rappitenderos” es un aumento significativo para las tarifas de cada pedido, ya que hoy el mínimo se encuentra en $45, lo que no alcanza ni el valor de un alfajor en el kiosco. Si bien hubo un aumento para los pedidos que excedan los 2,5 km, representan solo el 22% en el momento de mayor demanda.

También exigen que cesen los bloqueos por cancelación de pedidos, teniendo en cuenta que muchas veces la exigencia del recorrido en kilómetros es excesiva y por esa razón se rechaza. Es una forma extorsiva de obligar a los repartidores a tomar pedidos de larga distancia que implican un desgaste físico para los ciclistas comprometiendo su salud, multiplicando los accidentes y que no suponen un aumento real en sus ingresos.

Se suma el reclamo por el cumplimiento de las medidas de seguridad e higiene (vestimenta, ropa de lluvia, lugares de descanso, entre otras) de las cuales la patronal debe hacerse cargo. Ya en agosto pasado un juez ordenó cumplir estos puntos a todas las empresas, que no lo hacen y el Estado no se ocupa de garantizarlo.

Otro aspecto es la exigencia de un aumento en el límite de deuda durante los fines de semana, ya que los rappipagos solo abren los días hábiles. Las empresas obligan a los repartidores a rendir la plata de los pedidos cobrados en efectivo en un monto inferior a los 1.500 pesos, caso contrario los bloquea y hasta que no reciben el pago no permiten tomar pedidos. En CABA existe la posibilidad de pagar en algún domicilio ofrecido por la aplicación, pero en general no son lugares cercanos y tienen demoras, es decir que tampoco es una solución efectiva.

Los reclamos de los trabajadores de Rappi son los de todos los trabajadores de reparto, que hoy siguen en una total desprotección, sin el amparo de ningún convenio colectivo de trabajo que regule y garantice los derechos laborarles que corresponden a su actividad.

Por eso desde la Agrupación de Trabajadores de Reparto (ATR) llamamos a todos los compañeros de la actividad a apoyar y sumarnos al paro impulsado por los trabajadores de Rappi.

Por la unidad de acción de todos los trabajadores de reparto. Por un paro de todos los repartidores de apps, con asambleas que nucleen a los trabajadores de todas las empresas. Por un plan de lucha que le dé continuidad a esta medida.

El método de asambleas paros y movilización es el único que puede arrancarle los derechos a las empresas y obligar al Estado a darle respuestas a los trabajadores. Es además el camino para desbloquear la pasividad de las direcciones de los sindicatos.

Vamos todos al paro del 5 y a la movilización del 10 de diciembre.

En esta nota:

Compartir

Comentarios