fbnoscript
4 de diciembre de 2019

Un contundente paro de guardas en el tren Sarmiento

La huelga del martes 3 obligó a Trabajo a dictar la conciliación obligatoria, donde se debatirán las mejoras reclamadas en higiene y seguridad.

Este martes 3 el tren Sarmiento amaneció con un contundente paro de las y los trabajadores guardas, ante el incumplimiento patronal de las normas de higiene y seguridad. La medida había sido votada en una asamblea del sector y fue acompañada por el cuerpo de delegados y la comisión de reclamos, y fue precedida por otras acciones.

La medida de fuerza fue contundente: durante más de 17 horas no circuló ningún tren, lo que obligó a la Secretaría de Trabajo a reunir a las partes y dictar la conciliación obligatoria, que fue acatada por la asamblea de trabajadores de guardas. En ese marco se debatirán en los próximos 15 días la mejora de las condiciones de trabajo.

Las demandas vienen de larga data. Hace aproximadamente cuatro años que las compañeras del sector vienen exigiendo un vestuario en las mismas condiciones que poseen los guardas hombres; el reclamo nunca fue contemplado por la patronal de Trenes Argentinos, que por el contrario respondió colocando uno… en un conteiner ubicado en el mismo lugar donde hace diez años un tren embistió a una boletería.

Frente a la medida de fuerza del martes, Marcelo Orfila, presidente de Trenes Argentinos, amenazó por los medios con sanciones económicas a los huelguistas y minimizó el reclamo de las compañeras. A su vez, planteó que el paro no estaba avalado por el secretario general del gremio –en referencia a Sergio Sasia, de la Lista Verde que conduce la Unión Ferroviaria, quién es cómplice de las pésimas condiciones de trabajo y le dio la espalda al reclamo.

La demanda del vestuario se integra a un amplio déficit en materia de condiciones laborales. En esta línea de ferrocarril fue que sucedió la muerte del trabajador Sebastián Carranza a comienzo de año, por la negligencia patronal, y los accidentes laborales son moneda corriente. En este marco el reclamo de las compañeras cobra fuerza y debe servir para armar un pliego de exigencias de todos los sectores por condiciones laborales seguras.

El método de la asamblea, el debate y la acción directa es lo que fortalece al colectivo de trabajadores. Esa es la tarea a desarrollar en toda la línea del Sarmiento, teniendo en cuenta que las direcciones sindicales (CGT/CTAs) plantean no hacer olas y acatar el pacto social del nuevo gobierno de los Fernández, que trae bajo el brazo un ataque contra los trabajadores y sus condiciones laborales, como ya lo vieron los ferroviarios con la paritaria a la baja y el cambio de convenio colectivo.

¡No a las sanciones contra los trabajadores!

Por vestuarios que cumplan las normas de higiene y seguridad.

Compartir

Comentarios