fbnoscript
5 de diciembre de 2019

Río Negro: La descomposición de la burocracia en el gremio de la fruta y la lucha de los trabajadores

Por delegados clasistas y antiburocráticos, por una nueva dirección.
Por
Gabriel Musa concejal del Partido Obrero de General Godoyy Cristian Yañez delegado de la fruta

La realidad que le ha tocado atravesar a los trabajadores del empaque de fruta a lo largo de los últimos años ha sido de una creciente precarización laboral y explotación, pérdidas de puestos de trabajo, cierres de fábricas y paritarias que nunca le ganaron a la escandalosa inflación de los sucesivos gobiernos.

La responsabilidad de esta realidad es compartida y tiene larga data. Durante los 12 años del kirchnerismo se crearon cientos de cooperativas (abandonadas a una competencia de mercado capitalista absolutamente desigual) ante fábricas que bajaban sus persianas, lo que significó una mayor precarización y una autoexplotación de los trabajadores y las trabajadoras.

Durante el macrismo esta política se profundizó. En ambos procesos nacionales, los gobiernos de las provincias de Rio Negro (peronismo-Juntos Somos Rio Negro) y Neuquén (MPN) se acoplaron a las políticas de ajuste nacionales.

Ante esta situación el sindicato del empaque SOEFRYN (Sindicato de Obreros y Empacadores de la Fruta de Rio Negro y Neuquén) desistió de toda lucha en defensa de los puestos de trabajo o contra los cierres de fábricas, y está acoplado totalmente al Estado y sin independencia política alguna.

La conducción del sindicato, hasta hace poco en manos del abusador, "barón de la fruta" y ex-legislador de Juntos Somos Río Negro, Rubén López, solo se valió de acuerdos con el gobierno de Weretilneck y el peronismo en las localidades para vender humo y salir a festejar los que serían los mejores acuerdos para la clase obrera del sector: como fue la clínica Regina, la cual fue vaciada y cerrada, dejando a sus trabajadores en la calle; o la farmacia del sindicato, también vaciada; o la obra social que no cubre las mínimas prestaciones. a la vez venimos de la estafa que se ha tejido alrededor de los trabajadores y las trabajadoras de la empacadora La Reginense de Villa Regina, donde el sindicato, Weretilneck, el peronismo reginense y la justicia han pactado el cierre provisorio, para reabrir aplicando una mayor precarización, a la vez que perdonaron a la patronal vaciadora y explotadora que se ha desligado hasta del pago de las indemnizaciones. Si bien los salarios cuentan con cierta aceptación, dentro del sector se sabe que las temporadas cada vez son más cortas. Incluso se baraja la disminución de los días mínimos de temporadas como un primer avance sobre el convenio laboral, que comenzó con los retiros voluntarios en Moño Azul- alrededor de 100- con el discurso de la necesidad de transformar tecnológicamente al sector. Así la oferta laboral será mayor, a cambio de salarios menores en su poder adquisitivo.

Las denuncias a López, primero por abuso –que le hicieron perder la banca legislativa- y luego sobre lavado de activos, que provocaron su caída al frente del sindicato, desencadenaron un tembladeral en la estructura del gremio. Juan Domingo Lezcano, mano derecha de López en el SOEFRYN, pidió adherirse a la figura de testigo protegido en la causa donde está acusado, junto al ex secretario general, por enriquecimiento ilícito, lo que preanuncia la posibilidad de que aporte datos sobre la corrupción interna y salpique a otros burócratas.

La lucha por los puestos de trabajo y las paritarias

La defensa de los puestos de trabajo y la lucha por una paritaria que equipare a la inflación del 2019 es una de las premisas para este sector, cuya actividad es de las más importantes de la economía de las provincias de Río Negro y Neuquén. Esta defensa, como se ha demostrado, no se logrará siguiendo a la conducción sindical entreguista y estafadora, acoplada al Estado capitalista que pone como variante de ajuste a la clase obrera y sus conquistas.

Recuperemos el sindicato

El inicio de una nueva temporada para el sector debe ser el reinicio de reagrupamientos obreros fabriles, con independencia de una burocracia que es una continuidad de López y que ya pacta con el nuevo gobierno y las patronales el "colchón de precios y de despidos", antes de aplicar el "pacto social" que incluye, además del acuerdo de precios y salarios, mayor flexibilización laboral, rebajas impositivas y una profundización de la reforma jubilatoria.

La elección de delegados independientes de las patronales y de la burocracia del SOEFRYN es una primera iniciativa con un valor enorme. Existen trabajadores y trabajadoras que han sacado conclusiones políticas de todo este proceso y que se aprestan a enfrentar los ataques que se tejen a espaldas del pueblo trabajador.

Desde los sectores que conformamos la Coordinadora Sindical Clasista ponemos a consideración de los trabajadores del sector una perspectiva que parte de romper y rechazar a una burocracia que pacta sus cuotas de poder con una patronal que, junto a especuladores nacionales e internacionales y el FMI, están aplicando sus condiciones.

Vamos por un congreso de delegados de base para luchar por las paritarias y la prohibición de despidos y suspensiones. Recuperemos los sindicatos como una herramienta para la clase obrera en su conjunto. La lucha por los puestos de trabajo y los salarios es ahora!

En esta nota:

Compartir

Comentarios