fbnoscript
5 de diciembre de 2019

Santa Cruz: una nueva embestida minera

A 10 años de la denuncia del saqueo y la depredación en el programa ‘La Liga’ de Telefé

La sanción de la Ley de Emergencia en Materia de Tenencia y Posesión de Tierras Rurales, que fue aprobada en la en la Cámara de Diputados de la provincia el pasado 27 de noviembre, puso en alerta nuevamente a las comunidades de Perito Moreno y Los Antiguos, que ven peligrar el patrimonio histórico y arqueológico de la región, y con ello su proyección como enclaves turísticos nacionales e internacionales.

La Ley quita la protección y preservación ambiental, dejando fuera del alcance de la misma a las zonas de los proyectos extractivos (mineros, petroleros, gasíferos, etc.), razón por la cual fue aplaudida por los capitalistas. Una vez más, quedó en evidencia a qué intereses responden los legisladores provinciales, que dan la espalda a quienes reclaman por un futuro sustentable para sus hijos y nietos.

La megaminería ya había recibido el beneficio de la “estabilidad fiscal” y la eliminación del impuesto minero santacruceño con la ley provincial promulgada por el kirchnerismo en 2016. A ello se sumó el fin de las retenciones nacionales, dispuesto por Mauricio Macri. La megadevaluación de los últimos meses también implicó ganancias extraordinarias, gracias a la desvalorización de los salarios -que se ubican hasta 10 veces por debajo de los sueldos dolarizados que se cobran por los mismos cargos y funciones en otros países. Sin embargo, las mineras siguen exigiendo mayores concesiones, mientras lanzan despidos “selectivos”.

La realidad es que solo en Perito Moreno procesan alrededor de 500.000 onzas de oro anuales, que representan ganancias brutas por 44.950 millones de pesos. Son estas ganancias de las multinacionales depredadoras las que la gobernadora Alicia Kirchner pretende blindar, tal cual se comprometió en una reunión con gerentes de las mineras inmediatamente después de las Paso nacionales, junto a la gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, y el presidente electo Alberto Fernández.

Esto forma parte de una embestida del lobby de los pulpos mineros en todo el país. En Chubut se desarrollan movilizaciones de asambleas ambientales y sectores de trabajadores contra el intento de avanzar en la “zonificación minera” para habilitar proyectos contaminantes hoy prohibidos por la Ley XVII N°68 (ex Ley 5.001) conquistada con la emblemática lucha del ‘No a la Mina’ en Esquel. Lo mismo sucede en Mendoza, donde el PJ-kirchnerismo impulsa la modificación de la Ley 7.722 con el apoyo del gobernador Rodolfo Suárez, de Cambiemos.

Hace 10 años, un grupo de vecinos y luchadores ambientales de distintas localidades logró denunciar lo que significaba el avance minero en la región en un programa de llegada nacional como ‘La Liga’ de Telefé. El impacto que produjo obligó al gobierno a sancionar la Ley de Zonificación Minera 3.105 y dejar afuera de las zonas de exploración los emprendimientos al oeste de la Ruta 40, que afectaban el Monte Zeballos y las nacientes del Rio Los Antiguos, entre otros. Este es el botín que reclaman hoy los pulpos multinacionales

Desde el Partido Obrero apoyamos la pelea contra la destrucción ambiental y las concesiones a las mineras, mientras las comunidades siguen sin educación y salud de calidad, los pueblos siguen fuera del interconectado eléctrico y sin los gasoductos (San Julián, G. Gregores, P. Moreno), mientras toda la zona norte de Santa Cruz sufre problemas crónicos de falta de agua.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios