fbnoscript
5 de diciembre de 2019

Avellaneda: impuestazo de Ferraresi contra el pueblo trabajador

A pocos días de renovar su mandato, el ejecutivo local logró la aprobación, en la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes, del aumento del 60% de la Tasa de Servicios Generales, lo que implica un nuevo golpe al bolsillo trabajador que entra en vigencia a partir del próximo primero de enero.

“Según se desprende de la nueva norma, la tasa mínima mensual para una vivienda, con una superficie menor o igual a 45 metros cuadrados será de $1021; mientras para las que superen esas dimensiones será de $1987” (Diario Popular 29/11).

Injustificable

A la hora de explicar el voto positivo, el jefe del bloque pejotista, Pablo Vera, esgrimió que el alto porcentaje del aumento se debe a la inflación provocada por el gobierno saliente, y a la necesidad de intervenir frente al  abandono de las obras de la provincia.

Mientras el intendente Jorge Ferraresi se jacta  de mantener en superávit las cuentas locales, abonar sus “obligaciones” con la provincia y la nación, sin tomar nuevas deudas, y hasta incluso abalando la baja en la coparticipación provincial, castiga a los vecinos de Avellaneda con un impuestazo, que ya se ha convertido en una costumbre de su gestión.

Por otra parte, mientras Vera se “preocupa” por el abandono de las obras por parte de la gobernadora saiente, María Eugenia Vidal, esconde que la gestión de Ferraresi ha realizado las refacciones del distrito con trabajadores municipales precarizados y con salarios que rondan la miseria. Los reiterados aumentos de la TSG no han incidido ni un poco en garantizar mejoras a las condiciones laborales y salariales de los trabajadores municipales del distrito.

A la par, la gestión “Nac & Pop” mantiene y acrecienta los subsidios y compensaciones impositivas a grandes pulpos empresariales como Shell, Exologan, Siam e incluso a el clero. 

Por su parte, la “oposición” encabezada por el ex integrante del Frente Progresista Cívico y Social, y actual Pro, Rubén Conde, calificó al incremento de “excesivo”, mientras por otra parte votaron por unanimidad el presupuesto municipal para 2020. Los ajustadores provinciales y nacionales se quejan del impuestazo municipal. La cicuta se queja del veneno. 

Programa

El aumento del impuesto municipal fue aprobado de forma exprés, sin siquiera presentar la rendición de cuentas por parte del ejecutivo. Documento que aún no tiene fecha de presentación.

Detrás de la máscara “popular” y de su “preocupación”, Ferraresi, utilizando la carta del pacto social con las cámaras empresariales, sindicales y eclesiásticas, traslada el peso de la crisis a las espaldas de los trabajadores y vecinos del distrito

Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda Unidad convocamos a los vecinos, trabajadores, estudiantes y mujeres a organizarnos por nuestras reivindicaciones y reclamos, arrancando por el rechazo al nuevo impuestazo, que implica aun mayor agravamiento a nuestras condiciones de vida. A su vez, planteamos la defensa de un salario igual a la canasta familiar y mejores condiciones de trabajo para os trabajadores de la planta municipal. Basta de exenciones a los grandes capitalistas. Que las obras necesarias y los recursos para el pueblo trabajador se financien afectando sus ganancias. Que la crisis la paguen los capitalistas y no el pueblo trabajador.

En esta nota:

Compartir

Comentarios