fbnoscript
9 de diciembre de 2019

Besitos, ¡acá sí!

Besazo en un bar de Posadas por la discriminación a una pareja de chicas.

Este viernes 6 las disidencias realizamos un besazo dentro y fuera de Abadía, una cervecería artesanal de la ciudad de Posadas, a modo de protesta por la discriminación sufrida allí a fines de noviembre por una pareja de chicas.

El 24 de noviembre, mientras esperaban ser atendidas, se dieron una simple muestra de afecto: un beso. Al traerles su pedido, el hombre que las atendía les dijo “Chicas, besitos acá no”. Posterior a esto, decidieron abandonar el comercio y realizar una denuncia pública en las redes sociales, luego de rastrear en internet innumerables fotos de parejas heterosexuales dándose besos en ese mismo espacio. El negocio intentó esbozar un intento de disculpa a través de una imagen en sus historias de instagram.

A partir de este hecho desde la Mesa del Orgullo Disidente, un espacio en el que intervenimos como Agrupación LGBTI 1969, convocó para el viernes 6 de diciembre a que se realice la medida. Mientras se leía “El beso”, poema de Susy Shock, se besaron distintas parejas tortas y marikas, las cuales habían entrado previamente a modo de flashmob.

En la vereda del local, se leyó el documento de denuncia realizado en conjunto, en el cual no solo se manifestaba el hecho ocurrido, sino que se lo presentaba como una consecuencia del caldo de cultivo de discriminación institucional que recibimos las disidencias. En este marco denunciamos el accionar de la ministra Patricia Bullrich y su Protocolo General de Actuación de Registros Personales y Detención LGBTI, así como el accionar de la (in)justicia patriarcal, que condenó a un año de prisión en suspenso a Marian Gómez por besarse con su esposa y apresó a Higui por defenderse de atacantes que querían “corregirla” por ser lesbiana.

El documento también relataba el eterno rol reaccionario de la Iglesia Católica y de las iglesias neopentecostales ahora en auge, contra los derechos de las disidencias, las mujeres cis, las infancias, la juventud y por supuesto les trabajadores.

Y finalizaba con un contundente mensaje: “Hoy, al calor de las luchas que viene dando nuestro pueblo latinoamericano, reivindicamos nuestra lucha por la separación de la Iglesia del Estado, por la aplicación efectiva de la Educación Sexual Integral, por el aborto legal, seguro y gratuito para personas con capacidad de gestar, pero sobre todo reafirmamos nuestro derecho de ser libres en nuestras formas de amar, sentir y vivir”. Sumado a los cantos de les manifestantes, se dejó en claro que “al ropero no volvemos nunca más”. 

Con esta acción, el colectivo LGBTI de Posadas dijo “¡Besos disidentes acá sí!, ¡Besos en todos lados!”

En esta nota:

Compartir

Comentarios