fbnoscript
10 de diciembre de 2019

Santa Cruz: cuando lo importante es defender los intereses de las multinacionales

Por Corresponsal

“Santa Cruz superó las 5 millones de onzas de oro”. Con este título, el diario oficialista La Opinión Austral describe, en un detallado artículo, el impactante aumento de la producción minera de la provincia en los últimos cuatro años. Sin embargo, esta noticia solo puede alegrar a las grandes empresas mineras (y sus amigos del poder político), pero para nada impactan en el bolsillo de los trabajadores, quienes cada día deben pelear por sobrevivir con un salario de miseria, que lejos está de cubrir sus necesidades básicas.

Además, destaca el artículo de LOA que la producción de plata superó las 100 millones onzas. Todos estos “logros” ponen a la provincia liderando el ranking de provincias exportadoras en metales.

A las mineras regalando, a los trabajadores ajustando

Todas las ganancias obtenidas por las empresas mineras no habrían sido posibles sin la ayuda del poder político. Favores a través de leyes impuestas bajo represión, en la mayoría de los casos, tal como lo vivieran los ambientalistas en Chubut hace unos días, son los canales habituales por los que el dinero que debería invertirse en educación, salud o infraestructura, se fuga sin control a las casas matrices de estas multinacionales.

Un caso para ejemplificar cuál es la política del gobierno provincial en cuanto a minería, es la Ley de Emergencia en Materia de Tenencia y Posesión de Tierras Rurales, sancionada el 27 de noviembre pasado. Dicha ley da rienda suelta a las mineras para proyectos extractivos, poniendo en serio peligro el patrimonio arqueológico histórico de las ciudades de Perito Moreno y Los Antiguos (Prensa Obrera, 5/12).

Paritarias suspendidas, en algunos casos, o sin convocatoria, en otros; salarios de miseria o con propuestas a la baja, sin certezas del pago del aguinaldo; edificios escolares que se caen a pedazos; ciudades sin hospitales o con edificios vaciados; localidades sin agua, sin energía eléctrica, sin rutas asfaltadas o en estado deplorable; son todas muestras claras de los intereses que el gobierno provincial defiende: los intereses del gran capital, los intereses de las multinacionales. A los trabajadores solo ajuste.

Alicia y Alberto, un equipo para defender al gran capital

A estas alturas, las empresas multinacionales pueden quedarse tranquilas: sus intereses están bien blindados por el gobierno provincial. Pero no debemos perder de vista que todo este entramado forma parte del plan económico de Alberto Fernández, pacto firmado luego de las Paso junto a la gobernadora de Catamarca, en el cual las gobernadoras y el candidato a presidente, en ese entonces, se comprometían a desarrollar la mega minería sin restricciones. En dicha reunión, Alicia Kirchner afirmó que “[…] coincidimos con Alberto en que será importante dar certezas a través de marcos legales, políticos y sociales”. El saqueo será legalizado y protegido por el poder político.

Se profundiza el ajuste, unamos las luchas

Este nuevo mandato de Alicia Kirchner inicia con una verdad y una mentira. Lo real es que el superávit existe, los números dan, pero a costa del brutal ajuste a la clase trabajadora, que no vio ni un centavo de aumento que equipare los míseros salarios con la inflación que se disparó y seguirá en subida. La mentira: “no tenemos dinero”. El dinero existe, pero se lo llevan las grandes empresas multinacionales.

Hace unos días, el ministro de Economía, Ignacio Perinciolli, sorprendió a todos al afirmar que “están buscando la plata para el aguinaldo”. Hoy, la noticia del día fue la suspensión de la paritaria central “por razones de fuerza mayor”. El sector docente, con paros semanales, sigue esperando el llamado a paritarias, prometidas desde agosto. El sector de la salud también llevó adelante medidas de fuerza durante esta semana.

La salida a esta crisis solo puede ser llevada adelante en conjunto. La unidad de las luchas por el salario sacará a los trabajadores de la miseria. Exijamos un impuesto extraordinario a las mineras, que siguen vaciando a nuestra provincia y saqueando los recursos naturales sin control, y dejando pasivos ambientales irremediables, para invrtir en educación, salud, infraestructura y en salarios.

Compartir

Comentarios