fbnoscript
12 de diciembre de 2019

Los primeros días de Salvarezza en Ciencia y Tecnología

El ministro reivindicó a su antecesor kirchnero-macrista

En diálogo con radio La Red y luego levantado por Infobae, el nuevo ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, declaró, entre otras cosas, que “lamenta” que Lino Barañao -quien ocupó su mismo cargo durante el kirchnerismo y el macrismo- se “haya ido por una puerta tan chica”. Esta caracterización del mandato anterior es, cuanto menos, absurda. Durante la gestión de Barañao como Ministro, luego degradado a Secretario se recortaron de manera grotesca las becas doctorales en el Conicet y las de ingreso a carrera profesional. El ex ministro fue un implementador central del ajuste desarrollado en el sector CyT.

Esa hipocresía no te la robo, Salvarezza

Por su parte, Salvarezza fue presidente del Conicet en el último mandato de Cristina Fernández de Kirchner y hoy vuelve al gobierno de la mano del sector “progre” de la coalición pejotista-kirchnerista que acaba de llegar al poder. Según declaró, su principal objetivo como ministro es lograr que “los jóvenes no se vayan del país”.

Esta meta, que de lejos parece una buena iniciativa debido a que durante la última gestión (Barañao-Macri) hubo una oleada de jóvenes científicxs que decidieron emigrar, se choca contra la pared al momento de analizar de quién viene. El propio ministro fue quien durante toda su carrera política militó la idea de que lxs becarixs doctorales no son trabajadores, y es por eso que fue un fiel defensor de las “becas” (y no “sueldos”) sin derechos laborales básicos para lxs científicxs. Imaginar desarrollar políticas científicas que permitan sumar a lxs jóvenes a investigar en nuestro país, cuando las condiciones ofrecidas son paupérrimas y precarizadoras (con salarios bajo la línea de la canasta familiar, sin licencias por enfermedad, sin aportes jubilatorios, sin obra social para el grupo familiar, etc.), no es más que una ilusión y una hipocresía digna de un funcionario del régimen que lejos está de representar los intereses de lxs estudiantes de ciencia y de lxs trabajadores científicxs.

Este viernes 13 de diciembre a las 10 horas, Jóvenes Científicxs Precarizadxs realizará una Audiencia Pública en el Congreso Nacional por sus derechos laborales, organizada junto a nuestra diputada nacional por el PO-FIT, Romina del Plá. En la misma, presentarán el proyecto de Ley Estatuto del Investigador/a en Formación que elaboraron hace años y que plantea el reconocimiento de lxs becarixs como trabajadorxs con plenos derechos. El Frente de Izquierda es una vez más, con los investigadores del Conicet o los trabajadores del INTI, el centro de la organización de iniciativas en defensa de la Ciencia y la Técnica, y de las condiciones laborales de quienes la desarrollan.

La precarización de la juventud científica

Lxs estudiantes de ciencia estamos sometidxs al propio sistema científico que existe hoy día. Las salidas laborales que tenemos son escasas y se pueden resumir en dos: trabajar para una empresa privada o seguir en la “academia”, realizando un doctorado. Esta última opción no es menos precarizante que la primera. Es que las “becas” doctorales son una especie de cacería a la cuál asisten cada año lxs estudiantes, quedando muchxs sin conquistarlas y, por tanto, sin saber qué hacer de su vida académica y laboral. Más aún, quien pueda acceder a una beca, termine el doctorado y quiera investigar, tendrá que haber pasado más de 10 años bajo un sistema de precarización total hasta obtener plenos derechos laborales -hoy día, los de la carrera de investigador.

Es por esto que desde la Unión de Juventudes por el Socialismo y la Secretaría de Ciencia y Técnica de la FUBA mañana estaremos presentes en la audiencia pública para brindarle nuestro acompañamiento a lxs becarixs que luchan en contra de la precarización a la cual lxs quieren someter todos los gobiernos. Llamamos a todos los centros de estudiantes a proclamarse al respecto y a concurrir mañana, porque investigar es trabajar!

Compartir

Comentarios