fbnoscript
13 de diciembre de 2019

Trabajadores de Kimberly Clark movilizaron al Municipio de Quilmes

Los papeleros de la planta de Bernal, continúan la lucha por sus puestos de trabajo, luego del desalojo violento e ilegal que dio por concluida una ocupación histórica de 70 días, demostrando que esta lucha sigue, y que los trabajadores van por lo suyo.

Con una buena presencia de papeleros, y la solidaridad de organizaciones sociales y políticas de la zona sur del conurbano, la columna movilizó desde la Estación de Quilmes hasta el Municipio, con el objetivo de pedir una audiencia a la recientemente asumida intendenta Mayra Mendoza.

Una delegación de trabajadores, y de la comisión de mujeres, fue recibida por el Jefe de Gabinete Alejandro Gandulfo y por el secretario de Comunicación Alberto De Fazio. No cabe duda que los funcionarios actuales están al tanto del conflicto, ya que hubo reuniones con asesores de Mendoza antes de que asuma. De todas maneras, los trabajadores volvieron a poner sobre la mesa, como lo expresa la carta pública dirigida a la Intendenta el día 11 de diciembre, que la fábrica puede ponerse en marcha de inmediato, como lo han hecho los trabajadores durante la ocupación, demostrando su viabilidad, a la vez que abastecieron mediante donaciones de papel higiénico a hospitales, escuelas y comedores, desabastecidos por el propio Estado.

Los trabajadores reclaman que se conforme una mesa de trabajo de inmediato con funcionarios del gobierno y representantes de los trabajadores para elaborar un plan productivo que tenga por eje defender los puestos de trabajo y poner en marcha una fábrica que está en perfectas condiciones. También aparece como un tema urgente la defensa de las maquinarias contra un posible vaciamiento de la multinacional yanqui. Luego de haber logrado el favor de la Justicia y de la Policía Bonaerense, comandada por el ex ministro de Seguridad Cristian Ritondo, de haber desalojado la planta, la empresa posiblemente intente vaciarla.

Los funcionarios del Municipio, del mismo signo político que el gobierno nacional y provincial, se comprometieron a trasladar el reclamo a dichos gobiernos. Uno de los delegados resumió muy claramente el planteo de los papeleros: “que el gobierno reabra Kimberly Clark si pretende reactivar la industria”.

El colectivo obrero de Kimberly Clark sigue esta lucha heroica con firmeza; son los compañeros que conforman la agrupación Gris Papelera y han sido una verdadera oposición clasista en una gremio burocrático que no ha movido un dedo en los últimos dos meses mientras cerraban seis papeleras. Esta organización obrera ha mostrado en el conflicto que tiene raíces profundas.

Viva la lucha de los papeleros, que siguen y dan pelea.

Compartir

Comentarios