fbnoscript
16 de diciembre de 2019

Sobre las asambleas ordinarias y extraordinarias del Sindicato de Músicos

Vaciado y sin rumbo
Por Luis Mauregui
Músicxs Organizadxs

El jueves 12 se realizó en la sede central del SadeM (Sindicato Argentino de Músicos) la asamblea ordinaria para votar la Memoria y Balance y a posteriori la asamblea extraordinaria para aumentar el valor de la cuota sindical. De plan de lucha o algo parecido nada de nada.

La asamblea contó con la participación de 120 personas, menos de la mitad que la anterior asamblea ordinaria, muy pobre teniendo en cuenta que también se realizó una asamblea extraordinaria el mismo día.

La burocracia se maneja siempre con el mismo manual, abre la asamblea para la lectura del orden del día y alguno de los punteros del interior, en este caso le tocó el sambenito al de Tucumán que ni siquiera sabía su número de afiliado, pide que se vote a libro cerrado y de esa manera avanzar con el trámite de una manera express.

Nuestra compañera Ana Clara Moltoni levantó la voz y mocionó para que se debata la Memoria y Balance y que el conjunto de los músicxs opinemos sobre ese lamento de derrotas que es la M y B que presentó la dirección Celeste a la luz del brutal ajuste que vivimos estos 4 años y del tan meneado pacto social que pretende imponer, con la complicidad de la CGT, el gobierno de Alberto Fernández.

La historia ya es conocida, empezaron las silbatinas, los griteríos, las patoteadas y los cantos para evitar que se expresara la voz de la oposición y que se pudieran debatir realmente los problemas de los músicxs.

La burocracia no solo se quedó con eso sino que, en palabras del propio secretario general, dijo que ellos hacen ¨reuniones¨ con cada uno de los sectores para saber cuáles son sus problemas, como si eso suplantara una asamblea nacional del sindicato que vote un plan de lucha.

Lo más elocuente es que lejos de colocarse como un sindicato independiente del Estado y las patronales en su plan acción declaran: ¨El cambio de gobierno nacional nos da la posibilidad de cambiar el rumbo económico, y el movimiento obrero no debe estar al margen de las decisiones fundamentales de la Nación”. Todo un alineamiento con el gobierno entrante, el cual ya ha dicho que piensan pagarle peso sobre peso al FMI y preparan un pacto social que no depara nada bueno para lxs trabajadorxs.

La Lista Naranja de Músicxs Organizadxs repartió profusamente entre los asistentes su contrabalance donde contrapone a todo ese rosario de derrotas y de versos varios todo un plan de reivindicaciones de lxs músicxs para las cuales necesitamos un plan de lucha de manera urgente.

Músicxs Organizadxs llegó a la asamblea luego de haber realizado un “ruidazo” la semana anterior en la puerta del sindicato donde pusimos de relieve las urgencias que padece nuestro sector.

Ante esta insostenible situación laboral los músicos necesitamos una asamblea extraordinaria que lance un plan de lucha por nuestros derechos laborales y artísticos, organizándonos de manera independiente del Estado y de los empresarios.

Los Músicxs Organizadxs entendemos que el SAdeM necesita una nueva dirección.

Reclamamos la inmediata apertura de libros y una comisión investigadora independiente para analizar exhaustivamente los balances presentados.

Reafirmamos la exigencia de una gran asamblea extraordinaria del SAdeM, que permita recuperar la voz y voto de los músicxs para luchar por:

-Plan de acción para terminar con el trabajo gratuito.

-Por delegados paritarios elegidos en asamblea.

-Pase a planta de los contratados y recuperación salarial.

-Basta de perseguir a los artistas callejeros.

-Por el aborto legal, libre y gratuito, por cupos laborales para la mujer.

-No al vaciamiento y la privatización de espacios públicos y organismos artísticos.

Lxs Músicxs Organizadxs defendemos las banderas de la democracia sindical y de un sindicato independiente del Estado y de los empresarios.

Por estas razones votamos en contra de esta memoria y balance, presentada por un sindicato funcional a empresarios y gobiernos de turno.

En esta nota:

Compartir