fbnoscript
16 de diciembre de 2019

Santa Fe: el gabinete de Perotti, Obeid y Reutemann

El nuevo gobernador designa a funcionarios de gestiones anteriores

La vuelta del peronismo al gobierno de Santa Fe tras 12 años de mandato “socialista” se realiza bajo el signo de Jorge Obeid: de los 12 ministerios y una secretaría que conforman el gabinete, 10 estarán al mando de  ex ministros de ese gobierno. En los casos de Salud y  del estratégico Ministerio de Gobierno (para el que se designa a Esteban Borgonovo), volvieron en esta máquina del tiempo dos ex ministros del ex gobernador  Carlos Reutemann. Lejos de un “trasvasamiento generacional” vuelve el personal más rancio, que fue repudiado por el Argentinazo, la lucha de docentes e inundados, 20 años atrás.

El fracaso del progresismo deja su marca también en este retorno infame.

Defendiendo el ajuste

El eje económico es el déficit fiscal de 10 mil millones de pesos y el pago de una deuda de 500 millones de dólares, cuya mitad vence en 2020.  La viga maestra para resolver estos problemas es avanzar en la aplicación del Pacto Fiscal que firmaron Macri y el ex gobernador Miguel Lifschitz (PS).

El Ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig, inauguró su mandato como parte del equipo de transición defendiendo el recorte de trabajadores del Estado ante el reclamo de centenares de contratos vencidos: “La provincia está adherida a la Ley de responsabilidad fiscal. Hoy pasar a planta permanente significa un crecimiento y una consolidación del gasto corriente”. Hizo extensivo el  punto a salario y jubilaciones, adelantando que el gobierno buscará “formas novedosas y no aferrarnos a la cláusula gatillo”, mientras choferes y municipales cobran en cuotas, y docentes y jubilados son confiscados por la falsa cláusula gatillo.

El nuevo Ministro de Hacienda, Walter Agosto, es un férreo defensor del ajuste fiscal. Ya en 2017, estableció que: “reformar el sistema tributario con récords de gasto público y un severo desequilibrio fiscal es complejo, pero impostergable” y para ello elaboró una propuesta de reforma tributaria para crear un “IVA provincial” que sustituyera la caída de recaudación de Ingresos brutos, y alivianar impuestos a Pymes y “nuevas empresas”.  

Es una línea de continuidad a las exenciones y subsidios a las patronales, descargando el peso impositivo sobre los trabajadores. En Santa Fe, los pulpos cerealeros pagan el 0,20% por la “comercialización de cereales, forrajeras, oleaginosas y cualquier otro producto agrícola” si facturan $ 200.000.000 y 0.25% si son superiores. Sumado a los “parque industriales” y las zonas francas, donde existen “alícuotas promocionales” del 0%, como sucede en Villa Constitución (Agencia provincial de Impuestos, API). Normativas impulsadas por Reutemann y  Obeid. Este régimen de subvención no ha impedido que el empleo industrial fuera arrasado.

Guerra a la docencia: vuelve Adriana Cantero

Otro de los nombres sobresalientes es el de Adriana Cantero, quien fue la ministra de Obeid que aplicó los descuentos  por los paros docentes en 2005, cuando lxs trabajadores salieron a reclamar por el presentismo, las cifras en negro y un régimen jubilatorio regresivo. El entonces gobernador dijo que esa enorme lucha “era un paro político del Polo Obrero y el ARI (dirección provincial docente). Con esta designación, Perotti abre un flanco para atacar al sector obrero que más movilizó durante el gobierno del Frente Progresista.

Y adelanta que continuarán obstaculizando la aplicación de la ESI en todos los establecimientos educativos. Cantero se opuso a la aplicación durante su gestión y nada hace pensar que se haya “desconstruido”. Asume tras dejar un cargo como directora del centro educativo franciscano de San Lorenzo.

Los súper ministerios

En este armado se crearon dos ministerios que abarcan otras tantas áreas, a cargo de un ex ministro de Reutemann y la fanática “pro vida”, Silvina Frana.

No se sabe si el Ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Esteban Borgonovo, insistirá con la “Ley Borgonovo” (2002)  pero su designación muestra la voluntad de achique del Estado y la presión por una mayor influencia política del interior agrario. Con esa ley, se reducía la cantidad de concejales de Rosario y Santa Fe, para igualarlos con los de municipios menores. La derogación vino del centroizquierda en nombre del “derecho de representación de los partidos minoritarios” pero lo cierto es que defendieron su peso político en las grandes ciudades sin alterar esa censura, considerando que rige un sistema electoral proscriptivo que inspiró a ley Paso nacional.

La designación de Frana, a cargo de Infraestructura y Transporte, Obras Públicas, Hábitat y Energía, que incluye la Dirección Provincial de Vialidad, Vivienda y Urbanismo, y a las empresas mixtas de agua y luz (ASSA y EPE), responde a un alineamiento con la ministra de Vivienda de Nación, María Eugenia Bielsa y por esa vía a  una línea directa con Alberto Fernández, para atender el manejo del agua, el suelo, las obras y la energía de Santa Fe.

El presidente  estuvo en la asunción de Perotti y adelantó que el gobierno nacional cedería la Hidrovía a la administración de la provincia, con fines recaudatorios. Esta área será una viga maestra que conectará a los dos gobiernos y a ellos con las necesidades de los pulpos agroexportadores, un tema caro frente a las sucesivas crisis hídricas en Santa Fe  y el recuerdo de las puebladas que desataron las inundaciones durante los gobiernos de Reutemann y Obeid.

 “El principal cartel del narcotráfico en Santa Fe es la policía”

En la asunción, Perotti presentó como el eje estratégico de su gobierno  la cuestión de la seguridad y polemizó con el socialismo, restándole responsabilidad al conjunto del régimen político en su colaboración con el narcotráfico. No obstante, el gobierno muestra un giro al designar a un hombre alineado con Sabina Frederic, politólogo y reformista.

Marcelo Sain, diputado de Nuevo Encuentro de la PBA, fue creador de la Policía Aeroportuaria y Judicial y director de la Escuela Nacional de Inteligencia, donde se forman “espías policías o civiles para la investigación interna”. Frente al cuadro de descomposición brutal de la Policía de Santa Fe, pareciera que la línea que se dará el ministerio será la infiltración interna y un acuerdo con Nación para que se queden los 1500 gendarmes agazapados en Rosario por el pacto Bullrich-Lifschitz.

El tema de la lucha contra “el autogobierno de las fuerzas” que abordó Sain en su discurso de asunción, apunta más lejos y muestra que con el tema se busca reconfigurar al poder político socio de la narcopolicía. En una extensa entrevista (Cosecha Roja, 13/7), Sain habla de su investigación contra el capo narco de Rosario Esteban Alvarado y su asociación con los peronistas Armando Traferri, senador de San Lorenzo y la vicegobernadora electa, Alejandra Rodenas. La grieta interna quedó patente en la crisis por la aprobación del Presupuesto 2020, armado por Lifschitz y aprobado gracias a los votos del sector del PJ en el Senado que encabeza Traferri.  El partido de gobierno llega al poder quebrado, en la disputa por definir el control del aparato del Estado. La cuestión del control de la policía está directamente ligada a los realineamientos más generales del peronismo.

Abajo el régimen narco sojero

Obeid gobernó aliado a Néstor Kirchner, igual que lo hará Perotti con Alberto Fernández.  Aunque cambian las cabezas, 20 años después vuelve el mismo personal político de Reutemann-Obeid.

La lucha de los trabajadores por poner en pie un polo político que termine con el régimen narco sojero, sigue.

En esta nota:

Compartir

Comentarios