fbnoscript
16 de diciembre de 2019

Tras semanas de acampe por puestos de trabajo, jóvenes inician cortes en el ingreso a Río Turbio

Por Corresponsal
Río Turbio

Jóvenes desocupados de Río Turbio comenzaron en la mañana de este lunes cortes cada una hora en el acceso a la ciudad en Ruta 20, en reclamo de puestos de trabajo.

Ante la falta de respuestas gubernamentales, profundizan las medidas de lucha que llevan desde hace más de un mes, con un largo acampe en el ingreso a la localidad y en la colindante administración de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT).

La situación de la mina

El complejo de la mina de carbón y la usina esperan su activación desde hace años; la obra nunca se terminó, faltando un 15%. El macrismo atacó el convenio de los mineros y despidió a 800 trabajadores, 200 de los cuales fueron reincorporados con la gran huelga de 2018. Gran parte de los jubilados dejó de percibir hace un año y medio la “equiparación al 82%”.

La mina está parada desde hace varios meses por decisión de los trabajadores, ante incumplimientos en las normas de seguridad.

En este cuadro, unos meses antes de retirarse del poder, el interventor designado por el macrismo Omar Zeidán incorporó unos 350 trabajadores, primero como monotributistas y finalmente los pasó a planta. La Intersindical repudió esos ingresos y se generó con apoyo del PJ un reclamo de unos 400-500 desocupados de la zona por su incorporación a la empresa, especialmente reclamando el derecho de los “nacidos y criados” en la localidad. Días antes del cambio de autoridades, ATE incluso presentó un recurso legal contra las incorporaciones realizadas por Zeidán.

Por su parte, el PJ trató de generar una especie de “tregua” en el reclamo de los desocupados, que no todos acataron y finalmente las expectativas en el nuevo gobierno impulsaron la masividad del reclamo. Luego produjeron un “escrache” en la asunción como concejal de Samir Zeidan (hermano del ex interventor). En este contexto las autoridades anteriores “huyeron” y el acampe se hizo fuerte.

El gobierno nacional entrante no ha hecho ningún anuncio sobre la reactivación de las obras para poner en marcha finalmente la usina y la mina. Los jubilados siguen sin cobrar, y los gremios se han contentado con “judicializar” el tema -de restituir las cláusulas del convenio ni hablar. La realidad es que si se reactiva la obra habrá trabajo para todos; por lo pronto, el Ejecutivo nacional concentra sus energías en el pago de la deuda externa.

Trabajo para todos

Las expectativas populares deberán contrastarse con las medidas que efectivamente tome la administración. De palabra todos apoyan el reclamo de los desocupados, pero en la realidad ninguna autoridad se hace cargo de esa lucha. Es que desde los intendentes, pasando por los diputados de la zona y las autoridades de la empresa, tienen todos una cuota de responsabilidad en la encrucijada histórica que enfrenta la cuenca carbonífera, situación que se arrastra desde antes de la llegada de Macri al poder.

El Partido Obrero reclama la inmediata incorporación de los desocupados al trabajo, incluyendo a las mujeres, la puesta en marcha de la obra, la solución de los temas de seguridad, el pago de las deudas de convenio y de la parte del 82 % que les están robando a los jubilados. Sostenemos el proyecto de una central carboeléctrica bajo gestión mayoritaria de los trabajadores y la población de la cuenca.

Trabajo para todos sin discriminaciones, y si fuera necesario sobre la base de la reducción de jornada laboral, percibiendo el salario completo.

Compartir

Comentarios