fbnoscript
17 de diciembre de 2019

La Opera de París se suma a la huelga

Por Ramiro
Músicxs Organizadxs

La huelga general en Francia contra el ataque al sistema jubilatorio ha sumado a los trabajadores de la Opera de París, quienes gozan de un régimen especial de retiro a los 42 años que el gobierno de Emmanuel Macron pretende desmontar.

“El Gobierno ha alegado para su supresión que estas condiciones privilegiadas no se aplican a las compañías regionales como las de Burdeos, Niza o Toulouse, lo que ha sido contestado por los trabajadores de París, diciendo que los beneficios deben de extenderse a todos por igual y no eliminarse a los que ya los tienen” (Diario Lírico, 13/12).

Lo que sucede es que luego de 30 años de esta actividad de altísimo requerimiento mental y físico, muchos bailarines no han siquiera terminados sus estudios secundarios o han podido realizar otra actividad debido a que el tiempo de estudio, ensayo, cuidado del cuerpo, recuperación de infinidad de lesiones, etc., no dejan tiempo para otra cosa. Es decir que cuando se jubilan, una gran cantidad de ellos solo podrían realizar tareas de docencia en la materia y la paga es menor de lo que perciben estando en actividad. 

Los artistas parisinos de la Comédie Francaise y la Opera de París han salido a la calle en protesta y su huelga ha dejado una docena de funciones canceladas. Es porque el espejo en el que se miran es el de otros teatros líricos del país  en el que los bailarines y bailarinas son descartados una vez cumplido su tiempo. Esto es gracias a eternas contrataciones como las que conocemos en nuestro país con el nombre de locación de obra o servicio.

En el plano nacional, es necesario decir también que los trabajadores de la compañía de danza del Teatro Colón confrontan la idea sostenida por su directora, Paloma Herrera, de la no estabilidad laboral de bailarinas y bailarines. Aún no ha llegado el momento de defender esa conquista pero es una agenda que podría estar en juego en el futuro de un teatro con cada vez más injerencia privada.

El ataque a las condiciones laborales de los trabajadores de la cultura, en un cuadro en que los capitalistas buscan descargar su crisis sobre las espaldas de las masas, plantea su organización en todos los países.

¡Por el triunfo de los trabajadores de la Opera y de la huelga general en Francia!

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios